Publicado 31/03/2021 11:13CET

El presidente de Israel aboga por "alianzas poco convencionales" para formar Gobierno y evitar unas quintas elecciones

El presidente de Israel, Reuven Rivlin
El presidente de Israel, Reuven Rivlin - Ludovic Marin/AFP/dpa

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, ha abogado por acuerdos para crear "alianzas poco convencionales" para formar Gobierno y evitar unas quintas elecciones en poco más de dos años, después de que las legislativas del 23 de marzo hayan dejado nuevamente una Knesset fragmentada y sin mayorías.

"Espero que nuestros funcionarios electos sean suficientemente sabios como para escuchar a la población de Israel y a su demanda de alianzas poco convencionales, cooperación entre sectores y trabajo profesional para los ciudadanos", ha dicho tras recibir oficialmente los resultados definitivos de las parlamentarias.

Así, ha destacado que durante los próximos días "considerará qué candidato tiene la mejor oportunidad de formar Gobierno", al que trasladará el mandato para intentar ensamblar un Ejecutivo, antes de descartar que sus diferencias con el primer ministro saliente, Benjamin Netanyahu, puedan afectar a su decisión.

"Mi principal consideración serán las oportunidades de formar un Gobierno que cuente con la confianza de la Knesset, apruebe unos Presupuestos y sane a la nación", ha explicado, según ha recogido el diario 'The Jerusalem Post'.

Rivlin ha reconocido que la crisis política en la que está sumido el país desde finales de 2018, cuando arrancó el proceso de convocatoria de elecciones anticipadas, ha debilitado a la democracia israelí, si bien ha manifestado que los israelíes "son más fuertes" que esta crisis.

Está previsto que Rivlin inicie el lunes sus contactos con representantes de los partidos con representación parlamentaria para escuchar sus recomendaciones al cargo de primer ministro de cara a la concesión del mandato a tal fin. Ese mismo día se celebrar una nueva vista del juicio contra Netanyahu por presunta corrupción.

Posteriormente, los parlamentarios electos jurarán sus cargos el 6 de abril, mientras que el presidente tendría que anunciar un día después a quién concede el mandato para intentar ensamblar un Ejecutivo. En estos momentos, Netanyahu y los líderes de Yesh Atid y Yamina, Yair Lapid y Naftali Bennett, figuran como los tres políticos con más papeletas.

Los resultados de las elecciones revelan que el Likud de Netanyahu se haría con la victoria con 30 escaños, por delante de los 17 obtenidos por Yesh Atid y los nueve obtenidos por el ultraortodoxo Shas.

Por detrás figuran Azul y Blanco, con ocho escaños, y Yamina, el Partido Laborista, Judaísmo Unido de la Torá y Yisrael Beitenu, con siete escaños cada uno. La Lista Conjunta, Sionismo Religioso, Nueva Esperanza y Meretz suman seis escaños, por los cuatro de Raam, escindido de la Lista Árabe Conjunta.

La situación deja al bloque favorable a Netanyahu con 52 escaños, por los 57 de la oposición, mientras que Yamina y Raam, que se escindió de la Lista Árabe Conjunta, figuran como bisagra y podrían terminar por conceder la mayoría en caso de acuerdo, lo que ha desencadenado contactos para intentar acercar posturas.

NEGOCIACIONES ENTRE LAPID Y BENNETT

Según las informaciones recogidas por el diario 'Yedioth Ahronoth', Lapid estaría dispuesto a permitir que Bennett fuera primer ministro en un acuerdo de rotación, siempre y cuando no reciba el mandato para hacerlo, después de que el líder de Nueva Esperanza, Gideon Saar, le pidiera que "dejara de lado los egos", en aparente referencia a permitir a Yamina formar Gobierno.

Fuentes de Yesh Atid citadas por este diario han resaltado que, para lograr este acuerdo, Bennett "debería anunciar que se une (a Lapid)" y aceptar que el líder de este partido sea primer ministro durante el mandato. Así, han sostenido que la formación teme que "Bennett no quiera realmente sustituir a Netanyahu" y "huya con 'Bibi' tras aceptar el mandato".

En este sentido, han respondido igualmente a Saar que la posibilidad de no recomendar a Lapid por parte del bloque opositor --en el que Yamina y Nueva Esperanza figuran como representantes del espectro derechista-- implicaría "recomendar a Netanyahu", tal y como ha recogido el diario 'Maariv'.

Las legislativas del 23 de marzo, las cuartas en cerca de dos años, fueron convocadas tras el colapso del Gobierno de unidad pactado por Netanyahu, y el líder del opositor Azul y Blanco, Benjamin Gantz, por la falta de acuerdo en torno a los Presupuestos.

Contador