Publicado 05/05/2021 10:44CET

El presidente de Líbano pide que no haya "condiciones previas" en negociaciones con Israel sobre la frontera marítima

Archivo - El presidente de Líbano, Michel Aoun
Archivo - El presidente de Líbano, Michel Aoun - -/Dalati & Nohra/dpa - Archivo

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Líbano, Michel Aoun, ha destacado que las negociaciones indirectas con Israel para la demarcación de la frontera marítima deben llevarse a cabo "sin condiciones previas", tras el reinicio de los contactos entre ambas delegaciones durante la jornada del martes.

Aoun, que se reunió el martes con la delegación libanesa, ha hecho hincapié en que los contactos deben ceñirse al Derecho Internacional, que ha descrito como "la base para garantizar la continuación de las negociaciones para lograr una solución justa" que "preserve los intereses nacionales" del país.

La Presidencia de Líbano ha señalado además a través de su cuenta en la red social Twitter que el mandatario ha sido notificado del contenido de los contactos mantenidos el martes en la sede de Naciones Unidas en la ciudad libanesa de Naqura, mediados por Estados Unidos. Está previsto que este miércoles se celebre un nuevo encuentro.

La reunión del martes fue la primera desde diciembre y llegó después de que el propio Aoun declinara en abril ratificar una enmienda aprobada por un ministro para aumentar la demanda en la disputa con Israel y sostuvo que estampar su firma en este documento supondría "poner fin a las negociaciones".

La falta de avances en las conversaciones entre Líbano e Israel llevó en noviembre al ministro de Energía israelí, Yuval Steinitz, a pedir a Aoun un proceso de conversaciones directas, días después de denunciar que Beirut ha cambiado en varias ocasiones su postura durante el proceso.

Las negociaciones giran en torno a un área de 860 kilómetros cuadrados que, según ambos países, se sitúan en sus respectivas Zonas Económicas Exclusivas, un asunto de especial importancia después del hallazgo de reservas de gas en esta zona que tanto Israel como Líbano esperan poder explotar.

Contador