Publicado 12/08/2021 11:48CET

El presidente de Malaui cesa al ministro de Energía y a uno de sus asesores tras su detención por supuesta corrupción

Archivo - El presidente de Malaui, Lazarus Chakwera
Archivo - El presidente de Malaui, Lazarus Chakwera - JOSEPH MIZERE / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Malaui, Lazarus Chawkera, ha cesado al ministro de Energía y a uno de los asesores de la Presidencia, días después de su detención por supuestamente intentar influir en la concesión de contratos sobre el suministro de petróleo.

El cese del ministro de Energía, Newton Kambala, y del asesor de la Presidencia Chris Chaima Banda, ha tenido lugar horas después de que un tribunal de la capital, Lilongüe, haya autorizado su liberación bajo fianza.

La Alianza Nacional Contra la Corrupción (NACA) había reclamado el miércoles el cese de Kambala tras su detención, sin que Chakwera haya nombrado a su sucesor, tal y como ha recogido el diario 'Nyasa Times'.

Así, la Presidencia ha destacado que el propio Chawekera asume por el momento la cartera de Energía y ha agregado que "todas las peticiones o asuntos que requieran la atención del ministro de Energía deben ser enviadas a la Presidencia y el Gobierno".

Por otra parte, el director de comunicaciones de la Presidencia, Sean Kampondeni, ha recalcado que el cese de Chaima Banda "tiene efecto inmediato", sin confirmar si ha sido también cesado de su puesto como embajador de Malaui en Brasil.

La Oficina Anticorrupción (ACB) indicó el lunes tras la detención de Kambala y Chaima Banda que el ya exministro "intentó influir en la concesión de un contrato para el suministro de 40.000 toneladas de combustible a una compañía conocida como Finergy".

Chakwera se impuso en las elecciones de 2020, que se celebraron después de que las presidenciales celebradas en 2019 --en las que el exmandatario Peter Mutharika obtuvo la reelección-- fueran anuladas por los tribunales a causa de las irregularidades registradas durante el proceso.

Tras ello, el nuevo presidente prometió en su discurso inaugural a finales de junio de 2020 combatir la corrupción en el país y pidió al aparato judicial "hacer más para acabar con la cultura de corrupción y justicia selectiva".