Publicado 04/02/2021 08:50CET

El presidente de Mozambique reitera su oferta de amnistía a los que abandonen las filas de los grupos yihadistas

El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi
El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi - Fabio Cimaglia/LaPresse via ZUMA / DPA - Archivo

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi, ha reiteró este miércoles su oferta de garantizar una amnistía a aquellos combatientes que abandonen las filas de los grupos yihadistas para reintegrarse en la vida civil, tras el aumento de los ataques en la provincia de Cabo Delgado (norte).

"Utilizo esta ocasión para, una vez más, llamar a la conciencia de nuestros conciudadanos, jóvenes la mayoría de ellos, reclutados por los terroristas, para que no duden a la hora de volver con sus familias", dijo Nyusi durante un discurso en el marco del Día de los Héroes Nacionales.

"Sabemos que no tienen valor de hacerlo por miedo a castigos. Las estructuras locales y las fuerzas de defensa y seguridad harán todo lo posible para recibirles con seguridad y garantizar su situación", sostuvo, según ha recogido el portal mozambiqueño de noticias Carta de Mozambique.

Así, ha recalcado que "se encontrará una forma de hablar con las fuerzas de seguridad y defensa" de cara a la vuelta de los desmovilizados para que "convivan" con el resto de los mozambiqueños.

"Vamos a hacer todo lo posible para que el pueblo mozambiqueño comprenda que fue manipulado y usado. Ustedes no son asesinos por naturaleza, habéis sido movilizados para esa guerra", zanjó.

El presidente del país africano ya afirmó el 11 de enero que las autoridades podrían conceder el perdón a aquellas personas que se hayan sumado a las filas de grupos terroristas en caso de que expresen su arrepentimiento por los crímenes cometidos.

Dichas declaraciones llegaron unos días después de que el Gobierno asegurara que las tropas gubernamentales habían recuperado el control del puerto de la localidad de Mocimboa da Praia, en la provincia de Cabo Delgado, tras varios meses en manos del grupo yihadista Estado Islámico en África Central (ISCA).

La provincia de Cabo Delgado es escenario desde octubre de 2017 de ataques obra de milicianos islamistas a los que popularmente se conoce como Al Shabaab, sin que estén relacionados con el grupo del mismo nombre que opera en Somalia, y que desde mediados de 2019 han sido reivindicados en su mayoría por ISCA.

La filial de Estado Islámico ha recrudecido sus acciones desde el pasado marzo, tomando Mocimboa de Praia en agosto, una violencia ha ocasionado una crisis humanitaria, con más de 500.000 desplazados en esta provincia y las aledañas.