Publicado 11/08/2020 23:23CET

El presidente del Parlamento de Líbano aboga por crear "rápidamente" un nuevo Gobierno tras la dimisión de Hasán Diab

MADRID, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento de Líbano, Nabih Berri, ha abogado este martes por la creación "rápida" de un nuevo Gobierno, tras la dimisión el lunes del encabezado por Hasán Diab a raíz de las explosiones de la semana pasada en la capital, Beirut.

El bloque parlamentario encabezado por Berri, líder del partido chí AMAL, ha apostado durante la jornada con un Gobierno "de unidad", así como por modificar la ley electoral para que todo Líbano sea considerado como una única circunscripción electoral, sin cuotas dependientes de los grupos religiosos, según el diario libanés 'L'Orient le Jour'.

Por su parte, el líder de la Corriente Patriótica Libre, el exministro de Exteriores Yebral Basil, ha apostado a través de su cuenta en Twitter por formar rápidamente un Ejecutivo. "La prioridad es formar rápidamente un Gobierno productivo y eficaz, así como restaurar la confianza en el Estado".

El presidente de Líbano, Michel Aoun, aceptó en la noche del lunes la dimisión del primer ministro y el resto de su Ejecutivo, que se encuentran ahora en funciones a la espera de que haya un nuevo primer ministro encargado que logre el apoyo del Parlamento.

Fuentes citadas por 'L'Orient le Jour' han asegurado que los contactos políticos han arrancado ya, en un intento por lograr un acuerdo cuanto antes que evite que el país se vea sumido en un nuevo estancamiento político que se sume a la crisis económica, la pandemia de coronavirus y las consecuencias de las explosiones en Beirut.

La dimisión de Diab no ha provocado la suspensión de las protestas en el país y miles de personas han vuelto a concentrarse este martes en la capital, Beirut, coincidiendo con el cumplimiento de una semana desde las explosiones, tal y como ha recogido el diario 'The Daily Star'.

El incidente ha sido atribuido inicialmente a la explosión accidental de 2.750 toneladas de nitrato de amonio mal almacenado, si bien Aoun dijo el viernes que aún no descarta la posibilidad de que una "interferencia externa" fuera la causa.

Las explosiones han tenido lugar en un momento en el que Líbano atraviesa una grave crisis económica --la peor desde la guerra civil (1975-1990)-- y se teme que la destrucción ocasionada por las mismas impacten directamente en la importación de alimentos y otros productos básicos.