Publicado 15/02/2021 11:15CET

El presidente de Perú critica los acuerdos "adicionales" de Vizcarra para vacunarse "de manera subrepticia"

HANDOUT - 09 February 2021, Peru, Lima: Francisco Sagasti, President of Peru, receives a dose of China's Sinopharm COVID-19 vaccine. Photo: Albeto Orbegoso/Peruvian Presidency/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit mentioned above is r
HANDOUT - 09 February 2021, Peru, Lima: Francisco Sagasti, President of Peru, receives a dose of China's Sinopharm COVID-19 vaccine. Photo: Albeto Orbegoso/Peruvian Presidency/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit mentioned above is r - Albeto Orbegoso/Peruvian Preside / DPA

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Perú, Francisco Sagasti, ha criticado este domingo los acuerdos "adicionales" a los que su antecesor en el cargo, Martín Vizcarra, llegó con las empresas farmacéuticas para inmunizarse él y otras autoridades contra el coronavirus "de manera subrepticia".

Sagasti, en conversaciones para la cadena RPP, ha explicado que la vacuna a la que ha accedido Vizcarra, "o alguno de sus allegados", no tiene nada que ver con las dosis que el actual Gobierno ha recibido.

"Esto empezó hace mucho tiempo, con este pedido, me imagino, del presidente Vizcarra o alguno de sus allegados de tener un acceso preferencial de la vacuna, pero seamos claros, esta no es la vacuna que negoció mi Gobierno y que logramos traer y que ayer llegaron 700.000 dosis", ha enfatizado.

Del mismo modo, Sagasti ha cuestionado las explicaciones de Vizcarra, quien apuntó que su vacunación formaba parte de los ensayos clínicos de la de la vacuna de Sinopharm, algo que el centro encargado del estudio, Universidad Privada Cayetano Heredia, desmintió posteriormente.

"Estas son unas vacunas donadas adicionalmente a las vacunas que se necesitaban para los ensayos clínicos. No eran parte del ensayo, sino que eran una especie de regalo adicional y esto fue lo que se utilizó para inmunizar a algunas autoridades", ha explicado.

"Si se quiere hacer algo que se haga de manera transparente, no hacerlo se manera subrepticia ni hacerlo pasar como si uno fuera un voluntario como ha hecho el presidente Vizcarra", ha criticado.

Además, añade, "si fuera voluntario no sabría si le han dado la vacuna o el placebo, porque los ensayos clínicos son precisamente para poder comparar el impacto que tiene la vacuna", ha matizado.

El escándalo desatado en Perú tras conocerse que Vizcarra se vacunó contra el coronavirus de esta manera provocó la dimisión de la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, cuya gestión de la pandemia también ha sido cuestionada.

La dimisión de Mazzetti ha provocado la de otras autoridades peruanas, como la del viceministro de Salud, Luis Suárez, quien ha confirmado este domingo que recibió la vacuna china de Sinopharm entre septiembre y octubre de 2020, antes de que fuera aprobado su uso de emergencia.

La siguiente en presentar su renuncia ha sido la ministra de Asuntos Exteriores, Elizabeth Astete, quien también hizo uso de estas dosis adicionales. El nuevo titular de la cartera de Salud, Óscar Ugarte, ha detallado que, bajo orden de Sagasti, todos aquellos funcionarios que recibieron la vacuna en la anterior legislación, están fuera de sus cargos.

En las últimas 24 horas, Perú ha confirmado 1.235.298 positivos, de los cuales 1.144.108 corresponden a casos recuperados, y 43.703 fallecidos.