El presidente y el principal líder rebelde pactan aplazar a febrero la formación del gobierno de unidad en Sudán del Sur

Publicado 07/11/2019 19:02:17CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el antiguo líder rebelde Riek Machar han acordado este jueves aplazar durante cien días la fecha límite para la formación del gobierno de unidad, fijada para el 12 de noviembre y trasladada ahora a febrero de 2020.

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, ha resaltado tras acoger un encuentro entre ambos en Entebbe que durante la reunión "se han logrado múltiples resoluciones, entre ellas la extensión del periodo previo a la transición durante cien días".

Así, ha detallado a través de su cuenta en la red social Twitter que "los progresos serán revisados después de los primeros 50 días" y ha agregado que "se establecerá un mecanismo para que los garantes y partes supervisen la aplicación de las conversaciones".

Museveni ha apuntado además que se ha acordado pedir a los países miembro de la Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo de África Oriental (IGAD) que "aborden el estatus de Machar", quien en la actualidad reside en Sudán.

"Pedimos también a la comunidad internacional que siga apoyando el revitalizado proceso de paz", ha resaltado, antes de expresar su agradecimiento a Kiir y Machar por trasladarse a Entebbe y "mantener discusiones sinceras".

Lam Paul Gabriel, uno de los portavoces de Machar, ha aplaudido el acuerdo y ha destacado que "permitirá que los acuerdos de seguridad sean completados si los recursos están disponibles", según ha recogido la agencia de noticias Reuters.

La Presidencia de Sudán del Sur no se ha pronunciado por el momento para dar su posición acerca del pacto.

Por su parte, Alan Boswell, analista del 'think tank' International Crisis Group, ha destacado a través de su cuenta en la red social Twitter que el acuerdo "aleja" la situación "del borde del precipicio" y "preserva el alto el fuego".

El acuerdo ha llegado horas después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas diera marcha atrás en su petición de que las partes conformaran un nuevo gobierno de unidad para la fecha prevista y pidiera que primero se cumplan las disposiciones previas contempladas en el acuerdo de paz de septiembre de 2018.

Los quince miembros del máximo órgano de la ONU se alinearon así con la postura defendida por Machar, quien había adelantado que no participará en dicho gobierno y había reclamado un nuevo aplazamiento de seis meses, dado que aún quedan cuestiones pendientes de resolución.

Entre los temas pendientes figuran la unificación de fuerzas, ya que el proceso de acuartelamiento de los antiguos rebeldes va con retraso, y la disputa en torno a la división geográfica por estados del país, dos de los asuntos más espinosos.

Por su parte, Kiir se había mostrado partidario hasta ahora de seguir adelante con la creación del gobierno de unidad para la fecha prevista, aunque Machar quede fuera. Este mismo martes sostuvo que el resto de firmantes del acuerdo de paz apoyan esta postura. "Seguiremos adelante y formaremos el gobierno de unidad", aseguró.

El acuerdo de paz firmado en septiembre de 2018 ya ha sufrido retrasos en su aplicación y, de hecho, la fecha del 12 de noviembre era fruto de una prórroga de la fecha pactada en un inicio.

El acuerdo contempla la restitución de Machar en el puesto de vicepresidente, así como la creación de un Gobierno de unidad en el que tendrá la mayoría el actual Ejecutivo. Asimismo, Kiir permanecerá en el puesto de presidente.

Contador