Publicado 10/02/2021 08:59CET

El presidente de Somalia convoca nuevas conversaciones el 15 de febrero para intentar solucionar la crisis electoral

El presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed  'Farmajo'
El presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed 'Farmajo' - 2019 GETTY IMAGES / RICCARDO SAVI - Archivo

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Somalia, Mohamed Abdulahi Mohamed, ha convocado una nueva ronda de conversaciones el 15 de febrero en la región de Puntlandia para intentar solucionar la grave crisis política en el país, después de que el lunes expirara su mandato sin que se hayan celebrado elecciones.

La Presidencia somalí ha indicado en un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter que la reunión se celebrará "a nivel federal y de estados" para abordar la aplicación del acuerdo alcanzado el 17 de septiembre de 2020, que fijaba el calendario electoral y los procedimientos.

"La convención se celebrará en Garowe, en el estado de Puntlandia de Somalia", ha agregado Villa Somalia en su mensaje, si bien las autoridades de esta región han dicho que no acogerán los contactos, si bien han aplaudido el reinicio de las conversaciones para abordar la crisis.

"El mandato del Gobierno federal terminó el 8 de febrero, por lo que el gobierno de Puntlandia sugiere que la reunión consultiva se celebre en Mogadiscio, con la participación de los estados, los actores políticos y los socios internacionales", ha dicho, según el portal somalí de noticias Goobjoog News.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pidió el martes tras una reunión a puerta cerrada el reinicio "urgente" de las conversaciones entre las partes para "trabajar juntos en interés del pueblo de Somalia" y "lograr un consenso" sobre la celebración "lo antes posible" de elecciones "inclusivas".

La representante permanente de Reino Unido ante la ONU, Barbara Woodward, que ejerce como presidenta de turno del organismo, destacó durante la lectura del comunicado pactado que los países miembro del Consejo de Seguridad "toman nota del anuncio de nuevas conversaciones el 15 de febrero".

Asimismo, el Consejo de Seguridad aplaudió "los esfuerzos realizados por el Gobierno y los estados federales para lograr un acuerdo sobre la aplicación del modelo electoral del 17 de septiembre" y expresó su "preocupación" por la falta de acuerdo en las conversaciones celebradas la semana pasada en la ciudad de Dhusamareb (centro) para intentar resolver la crisis.

En este contexto, los candidatos opositores a la Presidencia somalí anunciaron el lunes que dejarían de reconocer al actual mandatario, conocido popularmente como 'Farmajo', debido al fin de su mandato, al tiempo que apostaron por crear un organismo encargado de la preparación de las próximas elecciones.

El consejo que aglutina a los candidatos opositores resaltó que el presidente "no aplicó el acuerdo del 17 de septiembre de 2020 y, al mismo tiempo, ha impedido la resolución de las preocupaciones en torno a la aplicación del acuerdo".

Los opositores acusaron así a 'Farmajo' de buscar una prórroga de su mandato a través de la ausencia de elecciones y la extensión del mismo hasta la celebración de las mismas y reiteraron que "a partir del 8 de febrero, no se reconocerá a Mohamed Abdulahi Mohamed como presidente de Somalia".

El comunicado fue publicado un día después de que el presidente del Parlamento de Somalia, Mohamed Mursal, descartara la opción de prolongar el mandato de 'Farmajo', quien ha expresado su deseo de seguir gobernando para evitar un vacío de poder que pudiera abocar al país definitivamente al caos.

LA COMUNIDAD INTERNACIONAL PIDE DIÁLOGO

Tras ello, la comunidad internacional aplaudió los esfuerzos de los líderes políticos de cara a un acuerdo y recalcó que "sigue siendo posible un consenso". Así, pidieron a los líderes políticos somalíes "que avancen sobre los aspectos positivos de las discusiones de Dhusamareb" para lograr un acuerdo definitivo.

"Apoyamos firmemente un nuevo diálogo en calma y con un espíritu constructivo. Subrayamos de nuevo que cualquier resultado alternativo, incluido un proceso paralelo o elecciones parciales, así como cualquier otra acción que carezca de un acuerdo amplio, no contará con el apoyo de los socios", advirtieron, en un aparente mensaje dirigido a la oposición.

El comunicado ha sido firmado por la Misión de Naciones Unidas, la Unión Europea (UE), la Unión Africana en Somalia (AMISOM), la Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo (IGAD) y los gobiernos de Alemania, Bélgica, Canadá, Dinamarca, España, Etiopía, Finlandia, Francia, Noruega, Países Bajos, Qatar, Reino Unido, Rusia, Sudán, Suecia, Suiza, Turquía y Uganda.

La polémica estalló por el rechazo de los opositores a los trabajos del organismo establecido para organizar las elecciones debido a su composición, al entender que está formado por designados políticos, agentes de Inteligencia y "amigos" del presidente, motivo que les llevó a anunciar su intención de crear una "comisión nacional electoral de salvación" paralela.

En este sentido, los opositores, entre los que figuran algunos antiguos presidentes y primeros ministros del país, defendieron recientemente que el jefe de los servicios de Inteligencia, Fahad Yasín Hadi Dahir, "debería dimitir, ya que es el jefe de la campaña electoral del presidente saliente", para garantizar la imparcialidad" del organismo.

Así las cosas, el representante especial de la ONU en Somalia, James Swan, aventuró hace pocos días la imposibilidad de celebrar unos comicios en un país desolado por el caos político y la violencia yihadista del grupo Al Shabaab hasta el punto de que el sufragio universal defendido por 'Farmajo' es una opción imposible por cuestiones de seguridad.