El presidente de Sudáfrica aboga por aplicar la cadena perpetua para los condenados por violación y feminicidio

Publicado 02/12/2019 14:36:42CET

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, ha asegurado durante el fin de semana que el Gobierno "mejorará" el sistema de justicia criminal para que los condenados por violación y feminicidio son condenados a cadena perpetua.

"Vamos a mejorar el sistema de justicia criminal para asegurar que los responsables de estos actos sepan que, una vez sean arrestados y declarados culpables, no volverán a ver la luz del día", ha dicho.

Así, ha recalcado que "una vez sean encarcelados deben pasar el resto de sus días en prisión", según ha informado la cadena de televisión sudafricana SABC.

Ramaphosa, que visitó a los familiares de una joven asesinada la semana pasada, ha subrayado que "lo que más le apena es que el responsable tuvo sus encontronazos por la ley por cargos de violación y aún estaba en las calles del país".

La joven, Precious Ramabulana, fue hallada muerta tras ser apuñalada más de 50 veces. El presidente ha asegurado que el Gobierno respaldará a su familia, que ha anunciado su intención de crear un fondo para ayudar a víctimas de violencia de género.

El mandatario sudafricano denunció en septiembre la existencia de "una guerra brutal y muy violenta contra las mujeres" del país, al tiempo que abogó por aplicar medidas de emergencias para hacer frente a los feminicidios.

"Las mujeres y niños de este país están bajo cerco. El año pasado, 2.700 mujeres y más de mil niños murieron a manos de otra persona. Cada día la Policía recibe más de cien denuncias por violación, sin contar los muchos casos más de violación y agresiones sexuales que no son denunciados", dijo.

En un discurso ante el Parlamento, Ramaphosa resaltó que las estadísticas oficiales "muestran que una de cada cinco mujeres sudafricanas mayores de 18 años han sufrido violencia física a manos de su pareja".

"Sudáfrica es uno de los países más inseguros del mundo para ser una mujer, con unos niveles de violencia comparables a los de países que están en guerra", lamentó, antes de añadir que "si bien tiene causas específicas, la violencia de género refleja una crisis de violencia más amplia" en la sociedad sudafricana.

En este sentido, lamentó que "hay muchos que han perdido el respeto por los valores que definen nuestra esencia como africanos: la protección de las mujeres y los niños, la tolerancia y el respeto a la diferencia". "Es el momento de que los partidos políticos pongan la violencia contra las mujeres en el centro de sus preocupaciones", manifestó.

"Afirmamos aquí y ahora, 'sekwanele', ya es suficiente", recalcó. "Las mujeres no deberían tener que protegerse de los hombres. Deberían sentirse seguras con nosotros, los hombres. Tienen derecho a estar seguras", zanjó.

Contador