Publicado 28/06/2021 15:08CET

El primer ministro de Etiopía expresa su "gratitud" a los partidos que participaron en las últimas legislativas

Archivo - El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, interviene ante el Parlamento
Archivo - El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, interviene ante el Parlamento - OFICINA DEL PRIMER MINISTRO DE ETIOPÍA - Archivo

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, ha expresado este lunes su "gratitud" a los partidos políticos que participaron en las últimas elecciones legislativas, celebradas el 21 de junio y marcadas por la ofensiva en la región de Tigray (norte) y el aumento de la inseguridad en varios puntos del país.

"Me he reunido esta mañana con jefes de partidos políticos, una semana después de las sextas elecciones nacionales, para expresar mi gratitud por su contribución a permitir unas elecciones pacíficas en las que Etiopía ha sido el ganador", ha manifestado.

Así, Abiy ha indicado a través de su cuenta en la red social Twitter que durante estas reuniones "se han debatido sus análisis sobre los desafíos y carencias que surgieron durante el proceso electoral, como lecciones aprendidas para fortalecer la naciente democracia".

Las palabras de Abiy han llegado unos días después de que cinco partidos opositores que concurrieron a las urnas presentaran quejas sobre el proceso electoral. Las protestas han sido emitidas por Ciudadanos de Etiopía para la Justicia Social, el Partido Social Democrático Etíope, Balderas para una Democracia Auténtica, el Partido del Pueblo Afar y el Movimiento Nacional de Amhara.

De esta forma, todos ellos acusaron al Partido de la Prosperidad (PP) de Abiy de interferir con el proceso e incluso alguno abogó por la repetición de las elecciones en alguno de los estados del país, tal y como ha recogido el diario etíope 'Addis Standard'.

"Las elecciones no fueron libres, justas y democráticas", manifestó Balderas para una Democracia Auténtica, que acusó al PP de interferencias en las regiones de Amhara, Oromía y la Región de las Naciones, Nacionalidades y Pueblos del Sur (SNNPR). Por ello, argumentó que "las elecciones han reducido las esperanzas de democracia".

Por su parte, Ciudadanos de Etiopía para la Justicia Social (Ezema), el principal partido opositor que concurría a las urnas tras el boicot formulado por otras formaciones, ha subrayado que "las elecciones estuvieron marcadas por muchos desafíos, incluso antes de que los resultados sean anunciados".

La misión de observación de la Unión Africana (UA) afirmó la semana pasada que las parlamentarias celebradas fueron "pacíficas" y "creíbles", si bien destacó la existencia de "desafíos" a nivel de seguridad, ante el conflicto en Tigray y el aumento de la violencia intercomunitaria.

"La misión concluye que pese a algunos desafíos operativos, logísticos, políticos, de seguridad y relacionados con la COVID-19, en general, los procesos previos a las elecciones y el día de la votación se llevaron a cabo de forma ordenada, pacífica y creíble", dijo en su informe.

"No hubo nada, según las estimaciones de la misión, que distrajera de la celebración creíble de las elecciones", señaló, antes de pedir "a todos los actores" que "mantengan la calma" mientras continúa el proceso de recuento de votos y recurran a los canales legales en caso de que quieran interponer alguna queja.

Las parlamentarias se celebraron el 21 de junio tras dos aplazamientos desde agosto de 2020 --el primero a causa de la pandemia y el segundo por problemas logísticos--, y son las primeras desde que Abiy accediera al cargo.

Los comicios son vistos como un plebiscito en torno a la figura del primer ministro y el margen de maniobra con el que cuente dependerá del margen de diferencia con el que se imponga su formación, el Partido de la Prosperidad. Abiy ha destacado que espera lograr un respaldo a sus esfuerzos de reforma, que incluyen planes para modificar la Constitución.