Publicado 24/03/2021 16:43CET

El primer ministro en funciones de Líbano dice que la falta de nuevo Gobierno "ha superado los límites de la lógica"

Archivo - El primer ministro en funciones de Líbano, Hasán Diab
Archivo - El primer ministro en funciones de Líbano, Hasán Diab - -/Dalati & Nohra/dpa - Archivo

Recalca que la tarea es "una prioridad absoluta" y pide al Parlamento que defina sus funciones

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro en funciones de Líbano, Hasán Diab, ha recalcado este miércoles que la formación del nuevo Ejecutivo debe ser "una prioridad absoluta", ante las disputas entre el presidente y el primer ministro encargado, al tiempo que ha resaltado que la situación "ha superado los límites de la lógica y la razón".

"Desgraciadamente, ocho meses después de la dimisión de mi Gobierno los esfuerzos no han permitido lograr un nuevo Ejecutivo para continuar las reformas iniciadas por el mío para poner a Líbano en el buen camino y salvar al país de la crisis financiera, económica, social y de existencia a la que hace frente", ha sostenido.

Así, ha indicado en un comunicado que "la formación del Gobierno se ha convertido en una crisis nacional que recrudece el sufrimiento de los libaneses, ante este círculo vicioso político aterrador en el que se encuentra la búsqueda de acuerdos que no han permitido al país superar el estancamiento".

Diab ha resaltado que "han aumentado" los llamamientos a la "activación" del Gobierno en funciones para hacer frente a la situación, si bien ha manifestado que para ello sería necesaria "una interpretación constitucional" por parte del Parlamento que "defina los límites del papel del Ejecutivo en funciones ante la realidad actual por los retrasos en la formación del nuevo Gobierno".

"En lo relativo a la gestión de los asuntos, el Gobierno saliente no ha dudado a la hora de abordar sus tareas, en la medida de lo posible, y el trabajo ministerial no ha cesado en todas las carteras", ha destacado Diab, quien ha incidido en que "diversos sectores están claramente en dificultades, lo que es un indicador de la gravedad de la crisis".

Por ello, ha hecho hincapié en que "la formación de un nuevo Gobierno sigue siendo a día de hoy una prioridad absoluta" y ha reclamado a todas las partes que "cooperen para llevar a buen puerto esta misión nacional", según ha recogido la agencia estatal libanesa de noticias, NNA.

Por su parte, el bloque parlamentario del partido-milicia chií Hezbolá ha indicado que "la formación de un Gobierno es la única al caos que amenaza a todos", antes de pedir transparencia y cooperación entre los implicados, tal y como ha informado el diario 'The Daily Star'.

Las palabras de Diab han llegado un día después de que la Liga Árabe reclamara a todos los partidos políticos que logren progresos "rápidos" para poner fin al estancamiento en el proceso de y recalcara que la organización está dispuesta a intervenir para "reducir las diferencias" y permitir el surgimiento de un Ejecutivo.

DISPUTAS ENTRE AOUN Y HARIRI

El primer ministro designado, Saad Hariri, acusó el lunes al presidente, Michel Aoun, de bloquear la formación del Gobierno y criticara su propuesta "inaceptable" y "partidista" sobre la composición del Ejecutivo, en una nueva muestra de las tensiones entre ambos.

Por su parte, Aoun se mostró "sorprendido por las palabras y los medios empleados por el primer ministro designado" e indicó que él proporcionó solo una metodología para la formación del Gabinete, y no una lista de nombres como posibles ministros, según recoge el diario libanés 'L'Orient le Jour'.

Aoun reclamó la semana pasada a Hariri que dimita si no forma Gobierno "rápidamente", a lo que el primer ministro designado respondió pidiendo al presidente elecciones presidenciales anticipadas si no se considera capaz de aprobar la propuesta de composición del Ejecutivo que le ha presentado.

La crisis económica en Líbano se ha visto ahondada por la caída de la libra libanesa, que cotiza a cerca de 15.000 por cada dólar en el mercado negro, lo que ha provocado una oleada de protestas durante las últimas semanas, así como colas en las gasolineras ante el anuncio de un recorte de los subsidios.

De este modo, el país afronta su peor crisis económica desde la guerra civil (1975-1990) y se halla con un Gobierno en funciones desde agosto a raíz de la dimisión de Hasán Diab días después de las explosiones del 4 de agosto en el puerto de Beirut, que dejaron más de 200 muertos y 7.000 heridos.

Contador