Publicado 15/09/2015 01:15CET

Procurador de Colombia pide anular un fallo que protege la diversidad sexual en colegios

BOGOTÁ, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El procurador general de Colombia, Alejandro Ordóñez, ha pedido este lunes a la Corte Constitucional que declare nula una sentencia que ordena modificar los manuales de convivencia para proteger la diversidad sexual en los colegios, en respuesta a la demanda de una madre cuyo hijo se suicidó en 2014 tras ser discriminado por su orientación sexual.

"Estamos solicitando como Ministerio Público la nulidad de la sentencia. Hay una serie de razones técnicas, pero hay un tema de fondo. Esencialmente la sentencia está cercenando el derecho de los padres de familia a escoger la educación de sus hijos menores", ha señalado Ordóñez.

En unas declaraciones que recoge la emisora colombiana Caracol Radio, el procurador ha indicado que "independientemente del caso específico del joven Urrego, el tema de fondo precisamente es el cercenamiento de los derechos de las familias, de los padres de familia, a escoger la educación de sus hijos menores".

Ordóñez insiste en que esta modificación de los manuales de convivencia en las escuela supone "un dramático atentado contra una norma constitucional".

"Es necesario que la opinión pública, los colegios y los padres de familia entiendan que lo que está en juego es un derecho natural y reconocido por las normas constitucionales. Aquí se está imponiendo como política de Estado la ideología de género para adoctrinar a nuestros hijos", agrega el procurador general.

PROHIBIR BESOS O ABRAZOS

El procurador general de Colombia ya pidió el pasado mes de agosto ante la Corte Constitucional que los colegios puedan prohibir expresiones excesivas de afecto, como besos o abrazos.

Ordóñez defiende que estas situaciones amorosas, como besos y abrazos, solo pueden ser controladas por medio de la modificación de los reglamentos internos de las instituciones, ya sea prohibiendo estos gestos o exigiendo autocontrol.

Sergio Urrego, de 16 años de edad, se suicidó el 4 de agosto del 2014, después de ser víctima de supuestos actos de discriminación por parte de la directiva del colegio y de otros empleados del centro, quienes descubrieron que era homosexual por una fotografía en la que se veía al joven besándose con un compañero.

La rectora del colegio Gimnasio Castillo Campestre, Amanda Azucena Castillo, se encuentra en situación de arresto domiciliario a la espera de que avance el proceso judicial en su contra, tal y como añade el diario local 'El Tiempo'.