El procurador de Colombia pide que se sepa quiénes fueron los jueces y fiscales implicados en el viaje a Cartagena

Fernando Carrillo, procurador general de Colombia
EUROPA PRESS
Publicado 27/09/2018 13:12:31CET

   MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El procurador general de Colombia, Fernando Carrillo, ha defendido este jueves que se aclare quiénes fueron los jueces y fiscales españoles que viajaron a Cartagena de Indias y supuestamente mantuvieron relaciones con menores de edad y que funcione plenamente la cooperación judicial entre España y el país sudamericano.

   Carrillo, que esta semana ha tenido ocasión de reunirse con la ministra de Justicia, Dolores Delgado, y la fiscal general del Estado, María José Segarra, ha sostenido que "si esos hechos se presentaron de la forma como se ha narrado en esas interceptaciones, por supuesto lo mínimo que pueden exigir las autoridades colombianas es que se sepa quienes fueron los responsables y quiénes han sido los victimarios", además de examinar la fecha y el modo en el que se habrían cometido.

   El procurador se refería a las afirmaciones que hizo Delgado durante una comida con el excomisario José Manuel Villarejo, que grabó el encuentro, y el exjuez Baltasar Garzón. En las mismas, desveladas por Moncloa.com, Delgado relataba que, en un viaje con jueces y fiscales a Cartagena de Indias, varios integrantes del Supremo y de la Fiscalía desaparecían porque iban con chicas menores.

   En este sentido, ha confiado en que "funcione la cooperación judicial internacional" como ya funciona en los ámbitos en los que España y Colombia ya están colaborando.

   No obstante, ha reconocido que en este caso "la moneda tiene otra cara". "Cuando las declaraciones obedecen a interceptaciones ilegales hay que mirar las cosas con detenimiento, eso sin perjuicio de la gravedad de los hechos que pueden aparecer denunciados", ha valorado Carrillo, que anteriormente fue embajador en España.

   En su opinión, "uno no puede convertir el sistema de justicia en una especie caja de dimes y diretes como resultado de interceptaciones ilegales". "Eso es lamentable", ha añadido, porque "el chantaje no puede ser nunca el punto de partida de una investigación o los montajes que haga la gente".

   Carrillo ha explicado que desde la Procuraduría defienden que "no hay que callar frente a la ocurrencia de estos delitos" y ha lamentado que "hacían parte de paquetes de turismo" en el pasado. "Hacían parte de la normalidad de quienes llegaban con guayabera y gafas oscuras a nuestros destinos turísticos a violentar la dignidad de niños, niñas y adolescentes de Colombia", ha señalado.

   Según ha indicado, la lucha contra la explotación sexual de menores es precisamente uno de los temas que abordó en sus encuentros con Delgado y Segarra y "España está lista a colaborar en esa materia".