Publicado 11/09/2023 17:12

El PSOE ve a Puigdemont en posición "de máximos" con la amnistía y admite conversaciones discretas

La vicesecretaria general del PSOE y ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ofrece una rueda de prensa tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, en la sede del PSOE, a 11 de septiembre de 2023, en Madrid (España).
La vicesecretaria general del PSOE y ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ofrece una rueda de prensa tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, en la sede del PSOE, a 11 de septiembre de 2023, en Madrid (España). - Gustavo Valiente - Europa Press

Ferraz quiere comprobar si existe voluntad real de llegar a un acuerdo y cree que el independentismo debe cambiar de actitud

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El PSOE considera que las condiciones para una investidura del presidente del Gobierno en funciones Pedro Sánchez, expresadas por expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont (Junts,) y que pasan por una amnistía para los implicados en el procès, es una posición "de máximos" aunque desde la dirección del partido admiten "conversaciones discretas" con su partido.

Así lo afirmó la ministra de Hacienda en funciones y vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero, en una rueda de prensa este lunes desde la sede del partido en la calle Ferraz, después de la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal.

A su juicio, las condiciones trasladadas por el expresidente Puigdemont, que reclamó una amnistía como condición para una investidura, son "de máximos" y se encuentran "en las antípodas" de lo que piensa el PSOE.

En los mismos términos se ha referido a las declaraciones del actual presidente autonómico, Pere Aragonès, que dijo que la amnistía no era suficiente y subrayó la necesidad de llevar a cabo un referéndum de independencia.

En esta misma línea fuentes sociaistas apuntan que las formaciones independentistas tienen que cambiar de actitud porque en este momento están en posiciones de máximos y por tanto lo primero que deben comprobar desde el PSOE es si la voluntad de llegar a un acuerdo es auténtica y si existe una actitud real de negociación.

Además, sobre las probabilidades de éxito de la negociación y la posibilidad de que se repitan elecciones, las fuentes consultadas afirman que harán todo lo posible para evitarlas, pero no lo dan por hecho. "Vamos a evitarlo, si podemos", trasladan.

LOS LÍMITES DEL PSOE SON CONOCIDOS

Además, Montero ha indicado que estas posiciones del independentismo --cuyos votos son imprescindibles para hacer presidente a Sánchez-- no pueden sorprender a nadie porque son las mismas que han venido expresando en el pasado, aunque se ha mostrado convencida de que hay "espacio para el diálogo dentro de los límites constitucionales".

Montero ha recordado que este lunes se celebra la Diada en Cataluña y por tanto "se intensifican los símbolos" y se llevan a cabo este tipo de declaraciones. Sin embargo ha afirmado que "los límites del PSOE" siguen siendo los mismos y son conocidos por el independentismo, es decir que cualquier solución "al conflicto" debe estar dentro de la Constitución.

En este sentido, fuentes de la dirección socialista añaden que tanto las palabras de Aragonès como las de Puigdemont deben entenderse en el contexto de la Diada y forma parte de la liturgia y su parafernalia que llevan a cabo este día.

Además, la 'número dos' del PSOE ha señalado que el partido "va a seguir con sus conversaciones discretas" y cuando tenga resultados para la investidura los comunicará. En todo caso ha señalado que por "higiene democrática" ahora es el turno del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, para que intente sumar una mayoría, aunque ha hecho hincapié en que a día de hoy cuenta con los mismos 172 apoyos que la noche electoral del 23J.

También ha insistido en la "discreción" y la "cautela" como claves del écito para poder llegar a obtener una mayoría que abra el camino de la investidura de Sánchez.

Sobre si ya se están produciendo conversaciones fuentes socialistas admiten que no pueden quedarse quietos, de brazos cruzados y por tanto tratarán de allanar en lo posible el camino para que se produzca la investidura. Señalan además que se producen contactos permanentemente con todas las formaciones políticas.

FEIJÓO UTILIZARÁ RONDA DE CONTACTOS CON PRESIDENTES

Por otro lado, la ministra ha cargado contra el líder del PP al criticar sus pactos con Vox, el último de ellos en Murcia, lo que a su juicio significa que ha decidido que "los caminos de la derecha y de la ultraderecha se unan para siempre".

Considera que esto es algo a lo que no se atrevieron ninguno de sus predecesores en Génova y sitúa al PP "fuera del consenso europeo" porque sus homólogos aplican el cordón sanitario a los partidos de ultraderecha mientras Feijóo les mete en los gobiernos.

Además ha criticado la ronda que pretende mantener con los presidentes autonómicos al señalar que no están involucrados en la investidura y por tanto es un "ejercicio baldío" que no aporta nada al país.

Así ha señalado que con esta ronda de contactos lo que pretende Feijóo es mantenerse como presidente del PP en lugar de recabar los apoyos para su investidura del 26 y 27 de septiembre. Piensa que aprovechará estos encuentros para "pulsar la opinión de su partido" sobre cuál tiene que ser el futuro de Feijóo, ya que muchos de estos dirigentes autonómicos son del PP.

DIFERENCIAS CON SUMAR

Finalmente, al ser cuestionada sobre la posición de Sumar, su probable socio de coalición, y su negociador Jaume Asens, que considera que los plazos son "muy cortos" para aprobar la amnistía antes de la investidura de Sánchez, Montero ha señalado que solo responden por las palabras de dirigentes del PSOE.

Además ha dejado claro que son partidos distintos y hay cosas que les separan y por tanto cada formación tiene libertad para expresar sus posiciones.

Contador