Publicado 29/03/2021 07:09CET

Qatar.- HRW denuncia que la "tutela masculina" en Qatar limita "gravemente" los derechos de las mujeres

Archivo - Siluetas de tres mujeres en Qatar
Archivo - Siluetas de tres mujeres en Qatar - VITTORIO ZUNINO CELOTTO - Archivo

MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las restricciones discriminatorias de la "tutela masculina", que limita "gravemente" los derechos de las mujeres, afectan a la independencia para casarse, estudiar, trabajar y viajar en Qatar, ha denunciado la organización Human Rights Watch (HRW).

En un informe presentado este lunes, la organización analiza las normas y prácticas oficiales de tutela masculina para descubrir que las mujeres de Qatar deben obtener el permiso de sus tutores masculinos para casarse, estudiar en el extranjero con becas del Gobierno, trabajar en muchos empleos públicos, viajar al extranjero hasta ciertas edades y recibir algunas formas de atención médica reproductiva.

Además, este sistema discriminatorio también niega a las mujeres la autoridad para actuar como tutoras principales de sus hijos, incluso cuando están divorciadas y tienen la custodia legal.

Human Rights Watch recuerda que estas restricciones violan tanto la Constitución de Qatar como el derecho internacional.

También han registrado como algunos hoteles prohíben a las mujeres qataríes solteras menores de 30 años alquilar una habitación sin estar acompañadas por un familiar varón, mientras que se les prohíbe asistir a algunos eventos y entrar en lugares que sirvan alcohol.

Las mujeres de Qatar "han roto barreras y han logrado avances significativos en áreas como la educación, pero todavía tienen que sortear las normas de tutela masculina impuestas por el Estado que limitan su capacidad de vivir una vida plena, productiva e independiente", ha lamentado la investigadora principal de los derechos de las mujeres en Human Rights Watch, Rothna Begum.

Esta tutela masculina "refuerza el poder y el control que los hombres tienen sobre la vida y las decisiones de las mujeres y puede fomentar o alimentar la violencia, dejando a las mujeres pocas opciones viables para escapar del abuso de sus familias y maridos", ha añadido.

Pero no solo las mujeres qataríes están sometidas a este sistema, sino que las mujeres extranjeras, que dependen de sus maridos o padres como patrocinadores de sus visados, también están sometidas a controles comparables a la tutela masculina. Las mujeres necesitan el permiso de su patrocinador del visado para obtener el permiso de conducir, trabajar u obtener una beca del gobierno para estudiar en el país.

El Gobierno qatarí ha respondido a HRW a través de una carta en la que niega que las mujeres necesiten el permiso de los hombres para llevar a cabo las acciones anteriormente mencionadas, no obstante las investigaciones de la organización, que incluyen entrevistas y el examen de documentos como las solicitudes de permiso de los tutores por parte de las escuelas y los centros de trabajo, contradicen las afirmaciones del Gobierno.

En este contexto, "al aplicar las normas de tutela masculina, Qatar está fallando a las mujeres y se está quedando atrás con respecto a los países vecinos cuando antes, en algunos casos, estaban a la cabeza", ha precisado Begum.

"Qatar debe eliminar todas las normas discriminatorias contra las mujeres, hacer públicos estos cambios, aprobar una legislación contra la discriminación y garantizar que las mujeres tienen el espacio cívico para exigir sus derechos", ha urgido la investigadora.

Contador