Publicado 05/05/2021 18:20CET

Qatar.- Qatar considera que las protestas en relación a la organización del Mundial de 2022 "están fuera de lugar"

Archivo - Nuevas construcciones en Qatar y desarrollo de Doha como organizador del Mundial de fútbol de 2022
Archivo - Nuevas construcciones en Qatar y desarrollo de Doha como organizador del Mundial de fútbol de 2022 - SEAN GALLUP - Archivo

FRANKFURT (DPA/EP)

El subdirector de la oficina de comunicación del Gobierno de Qatar, Sheij Thamer al Thani, ha manifestado este miércoles que las protestas contra el país en relación a la organización del Mundial de fútbol de 2022 "están fuera de lugar".

Estas declaraciones se producen después de que varias selecciones, entre ellas la de Alemania y la de Noruega, organizasen protestas reivindicando el respeto a los Derechos Humanos antes de los recientes partidos de clasificación para el Mundial, aunque sin nombrar directamente a Qatar.

"Apoyamos a las federaciones y a los jugadores que utilizan su plataforma para promover los Derechos Humanos, sin embargo, sus críticas al Mundial de 2022 están fuera de lugar", ha dicho Al Thani.

"Creo que (estas críticas) se deben a que mucha gente no tiene toda la información con respecto a los cambios que ha hecho Qatar", ha añadido, puesto que considera que aficionados y jugadores "deben entender el proceso que tiene que seguir un país como Qatar para reformar su legislación laboral". "Estamos avanzando a un ritmo rápido, pero el verdadero cambio sistémico también necesita tiempo", ha remachado.

Qatar ha sido criticado por su trato a los trabajadores inmigrantes en los preparativos del Mundial. De hecho, 'The Guardian' informó el pasado febrero de que 6.500 trabajadores de cinco países asiáticos han muerto desde el país consiguió la organización de la Copa del Mundo en 2010.

En este sentido, Qatar ha dicho que estas cifras no son excesivas, dado el número total de personas de esas naciones en el país, así como que el número de muertes de trabajadores en los proyectos de la Copa Mundial fue de 37, tres de ellos en obras de construcción.

Para Al Thani, estas cifras están "sacadas de contexto y destinadas al sensacionalismo". También, ha mencionado que sólo el 20 por ciento de los 1,4 millones de habitantes de Qatar procedentes de los cinco países asiáticos trabajaban en obras de construcción, y que menos del 10 por ciento de las muertes se produjeron en obras de construcción.

Por su parte, organizaciones de Derechos Humanos han reconocido los avances en leyes laborales de Qatar, y se han mostrado opuestas al boicot a la Copa del Mundo en el país, aunque también han reconocido que no todos los cambios para mejorar se están aplicando correctamente.

Entre estos avances se encuentran la abolición del sistema de kafala que impedía que los trabajadores abandonasen sus empleos el país sin el permiso de sus empleadores. "Qatar ha utilizado la Copa del Mundo como catalizador para reformar el sistema laboral", ha manifestado el representante del Gobierno de Qatar y ha afirmado que se trata de un "proceso en curso".

"Qatar ha hecho más que ningún otro país en la última década para mejorar las condiciones de los trabajadores extranjeros, incluso antes de que buscáramos la Copa del Mundo. Creemos firmemente que las reformas mejorarán el mercado laboral para todos", ha zanjado.