¿Quién era Kayla Mueller, la cooperante secuestrada por el Estado Islámico?

Actualizado 10/02/2015 22:14:29 CET
Kayla Mueller
Foto: FACEBOOK

NUEVA YORK, 10 Feb. (Notimérica) -

   Este martes las autoridades norteamericanas han confirmado la muerte de la cooperante estadounidense Kayla Mueller, quien fue secuestrada por el Estado Islámico en 2013. La milicia dijo la semana pasada que la joven había muerto como consecuencia del bombardeo por aviones jordanos del edificio en el que estaba retenida.

   Los padres de Mueller, que han indicado que se encuentran "desconsolados", han recordado que la joven era una cooperante "compasiva y comprometida" y que dedicó "toda su corta vida" a "ayudar a aquellos que necesitaban libertad, justicia y paz", según ha informado la NBC.

   Después de graduarse en 2009, Mueller comenzó a cultivar su pasión por ayudar a los demás y trabajó en organizaciones humanitarias en India, Israel y Palestina. Cuando regresó a casa de Arizona en 2001, pasó un año entero trabajando en una clínica para enfermos de VIH/SIDA y en un centro de acogida para mujeres.

   Después, decidió que viajaría a Francia a trabajar como 'au pair' y aprendería el idioma --inicialmente con intenciones de marcharse a África--. Sin embargo, se sintió conmocionada por la desastrosa situación de la población siria y en diciembre de 2012 decidió viajar a la frontera de Siria con Turquía para trabajar con refugiados.

   Mueller solía dar conferencias sobre su experiencia en Siria en su localidad, en el club Kiwanis, explicando que a menudo los refugiados, desesperados, le decían: "¿dónde está el mundo?". La joven contaba que no podía hacer más que llorar con ellos, porque no sabía la respuesta, según el artículo de uno de los eventos que tuvo lugar en 2013.

   La cooperante trabajó en Turquía con el Comité de Refugiados Danés y la organización humanitaria 'Support to Life' ('Apoyar la vida'). Cuando Mueller fue capturada en Aleppo, Siria, el 4 de agosto de 2013, se marchaba de un hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF).

Relacionadas

   El pasado mes de julio, Mueller estaba entre los secuestrados que el Ejército de Estados Unidos trató de rescatar en una operación en el bastión del Estado Islámico en Raqqa. Las autoridades estadounidenses dijeron entonces que varios combatientes fueron asesinados en un tiroteo, pero a los rehenes, entre ellos la joven cooperante, se les perdió la pista.

   Tras confirmarse la triste noticia, una carta que Mueller escribió a su familia durante su cautiverio en noviembre de 2014 y que hizo llegar a través de unos compañeros liberados, ha circulado por los medios de comunicación y las redes sociales.

   Estos son algunos fragmentos:

   "Por favor sepan que estoy en un lugar seguro, no he sido lastimada y tengo buena salud (de hecho engordé); me han tratado con un gran respeto y amabilidad", decía la joven.

   "Recuerdo que mamá siempre me decía que al final de todo, al único que se tiene es a Dios. En mi experiencia, he arribado a un lugar en el que, en todo sentido, me he rendido frente a nuestro Creador porque literalmente no hay nada más. Gracias a Dios y a tus plegarias, me he sentido acunada mientras iba en caída libre. Me han mostrado la oscuridad y he aprendido que incluso en prisión uno puede ser libre. Estoy agradecida".

   "Los extraño como si hiciera una década que estamos separados. He tenido muchas largas horas para pensar, para pensar en todas las cosas que haré con Lex, nuestro primer campamento familiar, nuestra primera reunión en el aeropuerto. He tenido muchas horas para pensar cómo sólo en sus ausencias he finalmente, a los 25 años, logrado entender sus lugares en mi vida".

  


TE PUEDE INTERESAR...

   Google elimina resultados que explican cómo unirse al Estado Islámico

   Para el Estado Islámico "el terrorismo es comunicación"