Actualizado 03/12/2014 23:14 CET

¿Quién es María Corina Machado, la líder opositora venezolana?

María Corina Machado
REUTERS

CARACAS, 3 Dic. (Notimérica) -

María Corina Machado, la líder opositora contra el Gobierno de Nicolás Maduro, ha sido imputada por "su presunta vinculación con el plan magnicida", un delito de conspiración que podría costarle hasta 16 años de cárcel.

La opositora se situó a la cabeza de la oleada de protestas contra el Ejecutivo que comenzaron el pasado 12 de febrero y que superaron los 40 muertos. Una vez encarcelado Leopoldo López, coordinador nacional de Voluntad Popular, la ingeniera pasó a ser la cabeza visible del movimiento en las calles contra el Gobierno 'chavista'.

Mientras Machado ha denunciado en repetidas ocasiones que el Gobierno de Maduro se está "cobrando" su defensa enarbolada de la "libertad" y "los derechos" de los venezolanos, el Ejecutivo venezolano lleva persiguiendo desde la administración del fallecido Hugo Chávez a la política, a quien no es la primera vez que señalan por supuestos intentos de desestabilizar el país. ¿Sabemos quién es María Corina Machado?

Machado es hija de la extenista y psicóloga Corina Parisca Pérez y del empresario del acero Enrique Machado Zuloaga, vinculado a la empresa Sidetur, que fue expropiada en 2012 por el Gobierno de Chávez.

De pequeña, acudía a un colegio católico internado para niñas y al terminar sus estudios en la escuela estudió Ingeniería Industrial en la Universidad Católica Andrés Bello. Machado, fue la primera en su promoción y además ejerció como directora de la revista universitaria.

Luego realizó la Diplomatura en Finanzas en el Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), en Caracas, y también acabó como primera de su promoción.

Trabajó en una empresa en su ramo industrial y entre 1993 y 1994 fue profesora de Recursos Humanos en la universidad en la que cursó la ingeniería.

VIDA POLÍTICA

En 2002 fundó junto a su madre la Fundación ATENEA para el cuidado y la rehabilitación de niños huérfanos y jóvenes abandonados y la Organización OPORTUNITAS, para asistir a niños de hogares en pobreza extrema. En este mismo año, junto con Alejandro Plaz, fue co-fundadora de SÚMATE, una ONG dedicada a la promoción y defensa de los derechos políticos de los ciudadanos.

En ese mismo año fue firmante del Decreto Carmona, un documento redactado el día previo al intento de golpe de Estado contra Chávez, siendo acusada por miembros del oficialista Partido Socialista Unidos de Venezuela (PSUV) por los presuntos delitos de traición a la patria, rebelión y conspiración para destruir la forma republicana de gobierno.

Poco después del intento de golpe, el 31 de mayo de 2005, Machado visitó al expresidente estadounidense George Bush. Ante la noticia del encuentro Chávez afirmó: "La reunión a solas durante más de 50 minutos, pone en evidencia las profundas vinculaciones de la derecha venezolana con el gobierno estadounidense".

En 2005 tanto Machado como Alejandro Paz fueron acusados de haber recibido financiación ilegal para llevar a cabo dicho cometido de la organización "National Endowment for Democracy" (NED), institución que según los denunciantes depende del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América y actúa de conformidad con las instrucciones de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés).

Machado renunció en 2010 a la presidencia de SÚMATE y una semana después se presentó como candidata y resultó electa por el estado de Miranda, siendo la diputada con más votos en las elecciones parlamentarias celebradas el 26 de septiembre de 2010.

La "burguesita de fina estampa", como la llamaba Chávez, se presentó a las elecciones primarias de la Mesa de la Unidad en 2011, aunque el elegido resultó ser Henrique Capriles.

Como precandidata sus propuestas eran defender un plan de gobierno basado en el respeto a la propiedad privada, la disminución del aparato burocrático y la no intervención estatal en la economía. Su propuesta de "capitalismo popular" se basaba en las teorías de Friedrich Hayek y otros liberales.

En febrero de 2014 comenzó a ser la líder de las protestas, tras el encarcelamiento de López, y en marzo de 2014 aceptó el cargo como "representante alterna" de Panamá ante la Organización de Estados Americanos (OEA), donde denunció al "régimen" de Maduro. Días después se le arrebató el cargo como diputada.