Actualizado 05/12/2015 20:49:01 +00:00 CET

¿Quiénes son los opositores que quieren arrebatar el poder a Maduro en el Parlamento?

   CARACAS, 2 Dic. (Notimérica) -

   Este domingo 6 de diciembre Venezuela celebra sus elecciones parlamentarias, elecciones a las que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, llega con un 32,3 por ciento de aprobación --uno de los niveles más bajos de su mandato-- y donde la oposición quiere arrebatar al oficialismo la mayoría que ha tenido desde 1999 en la Asamblea Nacional.

   Las elecciones de la Asamblea Nacional del próximo domingo pueden poner en el escenario tres diferentes casos, dos de los cuales podrían cambiar la forma en la que se ha gobernado el país desde hace 15 años.

   A pesar de la existencia de algunas listas de partidos independientes, en el juego compiten dos grandes y diferenciados bandos: por un lado los oficialistas, y por otro los opositores, ansiosos por llevar a cambo un cambio político y hacerse un espacio en el poder para lograr una victoria histórica.

   "La Unidad es la vía para defender lo nuestro y para avanzar hacia el futuro verdaderamente libre, solidario, justo y próspero de Venezuela. Para hacerle frente al deterioro social, político y económico de Venezuela". De esta forma se presenta la Mesa de la Unidad Democrática en su página web, donde se recalca la no existencia de un solo líder que encabeza el posible cambio en Venezuela, sino la suma de varios líderes con un ideal similar.

COALICIÓN DE LA MUD

   En el pasado mes de mayo, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) celebró las elecciones primarias para designar a los candidatos a los comicios electorales de este 6 de Diciembre, donde participaron más de 640.000 persona, el doble de la participación del electorado en las primarias del 2010.

   El partido político Primero Justicia, de Henrique Capriles, fue el claro vencedor de la jornada electoral al conseguir 13 de las 37 candidaturas en juego. En segundo lugar quedó Voluntad Popular, de Leopoldo López, con ocho; y por detrás Acción Democrática, con siete; Un Nuevo Tiempo, con cinco; Cuentas Claras, con dos; y COPEI y Avanzada Progresista, con uno cada uno.

   Las elecciones primarias en la MUD sirvieron para designar a 37 de los 167 candidatos que presentará a los comicios parlamentarios. Los 130 restantes serán designados directamente por la cúpula opositora.

   Meses más tarde, concretamente en septiembre, la MUD presentó el comando de campaña para las elecciones legislativas. Esta coalición está dirigida por el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús 'Chuo' Torrealba. Bajo el nombre de "Venezuela Unida" cuenta con un "grupo ejecutivo" integrado por los líderes de los partidos Acción Democrática (AD), Henry Ramos Allup, Primero Justicia (PJ), Julio Borges, Un Nuevo Tiempo (UNT), Enrique Márquez, y el coordinador encargado de Voluntad Popular (VP), Freddy Guevara. A este grupo se incorporó el gobernador de Miranda y dos veces excandidato presidencial Henrique Capriles, así como los gobernadores de Amazonas, Liborio Guarulla, y Lara, Henri Falcón.

   Esta plataforma sumó además a "un representante personal" del encarcelado alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, así como la exdiputada María Corina Machado y el diputado Andrés Velázquez.

JESÚS 'CHUO' TORREALBA

   El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús 'Chuo' Torrealba, hijo de padres sindicalistas, está ligado a la política desde los 13 años, formando parte del Partido Comunista de Venezuela (PCV) del cual se desvinculó en el año 1974. Torrealba realizó sus estudios superiores en el Instituto Pedagógico de Caracas, donde egresó como profesor para más tarde formar parte de la Universidad Central de Venezuela, donde obtiene el título de Comunicador Social.

   En el año 1996 creó la Asociación Civil El Radar de los Barrios, un proyecto enfocado para trabajar de forma humanitaria e integradora para mejorar las condiciones de vida en los barrios populares con diferentes ideologías e inclinaciones políticas. De esta forma, se ha ido consolidando en el activismo social recorriendo calles y barrios para ser una de las nuevas caras de la oposición venezolana.

HENRIQUE CAPRILES

   Por otra parte, la crisis política en Venezuela desde hace más de un año un hizo que el liderazgo de Henrique Capriles en una Mesa de la Unidad Democrática cada vez más dividida por las aspiraciones ocultas de los jefes de cada uno de los partidos políticos que la forman, se hiciera cada vez más latente.

   Capriles asumió una postura distante ante los continuos disturbios ocurridos en el marco de las marchas opositoras, en su mayoría encabezadas por Ledezma, López y Machado, así como por los líderes opositores que ostentan cargos públicos, como es el caso del alcalde de San Cristóbal --capital del estado de Táchira--, Daniel Ceballos.

   "¿Hasta cuándo se va a esconder?", cuestionó el presidente venezolano, tachando de "cobarde" a Capriles y jactándose de "haberle puesto a trabajar". "Ahí lo tengo, si no fuera por mí estarían ustedes saben dónde", llegó a decir, acusándole de desatender sus funciones como gobernador del estado de Miranda.

   De esta forma, pasó a un segundo plano cediendo el protagonismo, principalmente, a López que, acusado por el Gobierno de Nicolás Maduro de ser el "autor intelectual" de las "guarimbas" (peleas callejeras), decidió entregarse voluntariamente, asumiendo así el rol de preso político, en una multitudinaria marcha por Caracas hacia la sede del Ministerio de Justicia, Interior y paz.

LEOPOLDO LÓPEZ

   El líder opositor venezolano y jefe de Voluntad Popular, Leopoldo López, fue condenado el pasado 11 de septiembre a 13 años y nueve meses de prisión por los delitos de daño, incendio y asociación para delinquir como autor intelectual de las revueltas opositoras de 2014.

   Los hechos se remontan al 12 de febrero de ese año, cuando miles de personas salieron a las calles de Caracas para protestar contra el Gobierno de Nicolás Maduro y decidieron marchar hacia la Fiscalía, donde fueron interceptados por los grupos armados afines al Ejecutivo, dando lugar a un duro enfrentamiento.

   Su detención y posterior condena ha hecho que salgan a la luz los distintos casos de las detenciones a líderes oposiciones en Venezuela, siendo una de las bases para luchar contra el gobierno chavista en estas parlamentarias.

   De esta forma, la oposición venezolana ha asegurado en sus últimas intervenciones que dará prioridad a leyes para liberar a los activistas encarcelados y reformar la economía del país petrolero en el caso de vencer el 6D.

   Torrealba sostiene que la prioridad de la oposición, de lograr la mayoría de los 167 escaños, sería una Ley de Amnistía y Reconciliación que no sólo beneficiaría a líderes opositores presos, como Leopoldo López, sino también a sindicalistas, indigenistas, entre otros, encerrados por criticar al Gobierno.

   Para ver la lista completa pincha aquí