Publicado 29/01/2021 08:53CET

Ratificadas en Argelia las penas a dos ex primeros ministros por financiación ilegal de una campaña de Buteflika

Manifestación en Argel contra Buteflika el 19 de marzo
Manifestación en Argel contra Buteflika el 19 de marzo - Zinedine Zebar - Archivo

Ambos estaban también acusados por corrupción en un caso que afecta al antiguo jefe de la patronal

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Argelia ha ratificado las sentencias a penas de cárcel contra los ex primeros ministros Ahmed Uyahia y Abdelmalek Sellal en un caso de corrupción relacionado con una compañía de automóviles y la financiación ilegal de la campaña electoral del expresidente Abdelaziz Buteflika a un quinto mandato.

El fallo del tribunal confirma las condenas contra Uyahia y Sellal a 15 y doce años de cárcel, respectivamente, así como las dictadas a tres y dos años contra los exministros de Industria Yucef Yusfi y Mahdyub Beda, tal y como ha recogido la agencia estatal argelina de noticias, APS.

Asimismo, han sido sentenciado a cuatro años de cárcel el empresario Alí Haddad, antiguo jefe de la patronal argelina, así como los también empresarios Hasán Larbaui, Ahmed Maazuz y Mohamed Bairi. Amín Tira, antiguo funcionario del Ministerio de Industria, ha recibido una pena de dos años de prisión.

Por otra parte, el tribunal ha ordenado la congelación de cuentas y bienes de los acusados en el caso, que afectaba a la financiación irregular de la campaña de Buteflika a la Presidencia en 2019, suspendida después de que tuviera que dimitir a raíz de la presión de las protestas contra su intento de mantenerse en el cargo.

Tanto Uyahia, quien ocupó el cargo entre 2008 y 2012 y nuevamente entre 2017 y 2019, como Sellal, quien lo hizo entre 2012 y 2017 --con una breve interrupción de un mes en 2014--, han sido condenados en varios casos por corrupción desde la salida del poder de Buteflika.

Numerosos empresarios y personas cercanas a Buteflika han sido detenidos desde su salida del poder. La Justicia ha asegurado que trabaja de forma independiente y sin recibir órdenes, si bien estos procesos no han satisfecho las demandas de los manifestantes.

El nuevo mandatario, Abdelmayid Tebune, tendió la mano a los manifestantes tras su victoria en las elecciones de diciembre para iniciar un diálogo "serio" y ha sacado adelante una reforma de la Constitución rechazada por los manifestantes debido a lo que consideran unos cambios cosméticos a la Carta Magna.