Actualizado 02/06/2011 21:51:35 +00:00 CET

Raúl Castro: es "una lástima" que no me pueda "retirar ya"

Raúl Castro
REUTERS

LA HABANA, 2 Jun. (Reuters/EP) -

El presidente cubano, Raúl Castro, ha confesado un día antes de cumplir 80 años, que es "una lástima" que no se pueda "retirar ya", al tiempo que bromeó diciendo que está mejor que muchos que son más jóvenes.

En un tono jocoso, el gobernante ha llegado a preguntar a las mujeres cómo lo ven pero, ya más serio, ha lamentado estar imposibilitado a retirarse del poder, en alusión a la propuesta que limitaría la permanencia en cargos políticos del Estado.

"Cuántos viejos de 60 años hay por ahí que no están como yo. Lo que es una lástima que no me pueda retirar ya cumpliendo lo que se acordó en el Congreso (del gobernante Partido Comunista)", ha afirmado Castro poco después de despedir en el aeropuerto de La Habana al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Lula cumplió una visita de dos días a la isla, donde dialogó con el exmandatario cubano Fidel Castro. "Ayer visité a Fidel, está muy hablador como siempre", ha informado el ex presidente brasileño en declaraciones a los medios presentes en el aeropuerto.

Raúl Castro, que reemplazó en 2008 en la presidencia a su hermano Fidel --de 84 años--, dijo en abril durante el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) que era "una verdadera vergüenza" que el país no haya preparado a líderes jóvenes como reemplazo de la generación histórica de la revolución cubana.

Castro anunció en ese congreso que el PCC estudiará en enero de 2012 la posibilidad de limitar a dos períodos de cinco años cada uno la permanencia de dirigentes políticos en cargos del Gobierno.

"Bueno, yo no tengo dos períodos, voy por uno. ¿Cómo me ven, las muchachas cómo me ven?", ha bromeado Castro este jueves en declaraciones a la prensa. "Son tantas las cosas que hay que arreglar, jurídicamente incluso", ha insistido en referencia al profundo plan de reformas económicas, muchas de ellas puestas ya en marcha antes del congreso del PCC.

El presidente cubano sostiene que las reformas son necesarias para mantener el sistema socialista, hasta ahora comandado por la generación histórica de la revolución iniciada en 1959.

Raúl Castro cumple 80 años el viernes. Su primer vicepresidente, José Machado Ventura, tiene también 80 años; y el segundo vicepresidente, Ramiro Valdés, 79 años.

A través de 313 reformas económicas, quiere reducir el papel y los costes del Estado y espera lograrlo mediante el recorte de un millón de empleos estatales en los próximos años y otorgar mayor autonomía a las empresas del Estado, entre otras medidas.

Muchas están en marcha, aunque la disposición final sobre algunos cambios claves están por verse en la Asamblea Nacional (Parlamento) que se reunirá en el próximo verano.

Castro pidió a la ministra de Justicia, María Esther Reus, que se concentre en la revisión de todos los documentos y resoluciones que deben modificarse próximamente. "Son miles (de resoluciones) y hay que ir arreglando todo eso para hacer las cosas ordenadamente, con institucionalidad", ha destacado.