Publicado 08/06/2020 15:55CET

R.Centroafricana.- Uno de los grupos armados firmantes del acuerdo de paz en República Centroafricana lo abandona

R.Centroafricana.- Uno de los grupos armados firmantes del acuerdo de paz en Rep
R.Centroafricana.- Uno de los grupos armados firmantes del acuerdo de paz en Rep - MINUSCA - Archivo

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

Retorno, Reclamación y Rehabilitación (3R), el grupo que lidera Abbas Sidiki y uno de los firmantes del acuerdo de paz con el presidente de República Centroafricana (RCA), Faustin-Archange Touadéra, ha anunciado su salida del mismo, tras semanas de incertidumbre después de su supuesta vuelta a los bosques.

"El movimiento 3R ha decidido la suspensión de toda participación en los órganos de aplicación del acuerdo de paz", anunció Sidiki en un comunicado publicado el viernes, asegurando que sus hombres "responderán hasta sus últimas fuerzas en caso de ataque contra sus bases" por parte de las fuerzas gubernamentales.

No obstante, según recogen los medios locales, el líder de 3R, uno de los principales grupos armados del país, reafirmó "su compromiso irreversible en el proceso de aplicación" del acuerdo de paz firmado en febrero de 2019 por el presidente y catorce grupos armados "si cesan las amenazas y las provocaciones".

El anuncio se produjo tan solo dos días después de que la Misión de la ONU en RCA (MINUSCA) advirtiera a Sidiki en contra de su clara tendencia expansionista en contra de lo estipulado por el acuerdo, que en el anexo de cese de hostilidades exige la abstención de toda operación o ataque militar así como de toda tentativa de ocupar nuevas posiciones.

"Los garantes del acuerdo de paz --la Unión Africana y la Comunidad Económica de Estados de África Central (CEEAC)-- así como la MINUSCA, en su calidad de facilitadora, siguen esta situación", aseguró el portavoz de la misión de la ONU, Vladimir Monteiro, en un encuentro con la prensa, según informa el organismo en su web.

A mediados de mayo, Sidiki huyó con los miembros de su grupo que habían entrado a formar parte de una nueva Unidad Especial Mixta de Seguridad (USMS) en Bouar (oeste), en una ceremonia en la que había estado presente también el propio mandatario. Según informaron entonces los medios locales, la negativa del presidente a mantener un encuentro con Sidiki había empujado a este a abandonar el convoy en el que viajaba junto al ministro de Seguridad Pública, el general Henri Wanzet Linguissara.

Tras ello, el líder de 3R se había refugiado en la zona bajo control de su grupo en la región de Ouham-Pendé. Ante esta situación, el primer ministro, Firmin Ngrebada, tuvo que dar explicaciones en la Asamblea el 20 de mayo, mostrándose convencido de que el líder rebelde entraría en razón. "Es cierto que ha habido problemas, pero Sidiki va a volver al orden", sostuvo.

El acuerdo de paz en RCA no ha puesto completamente fin a la violencia en que se vio sumido el país a finales de 2013, que enfrentaba principalmente a los antiguos rebeldes Séléka, mayoritariamente musulmanes, con las milicias de autodefensa antibalaka, principalmente cristianas. Además, el país tiene previsto la celebración de elecciones presidenciales a finales de este año en las que Touaderá aspira a su reelección.