Publicado 01/09/2021 17:47CET

R.Centroafricana.- Más de 30 ONG alertan de la "crisis humanitaria" en República Centroafricana

Archivo - Celebraciones por el Eid al Fitr en Bangui
Archivo - Celebraciones por el Eid al Fitr en Bangui - ANDRE BA / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de una treintena de ONG internacionales han expresado su "profunda preocupación" por la "crisis humanitaria" que sufre República Centroafricana y han reclamado una mayor movilización internacional, en la medida en que la comunidad humanitaria ha recibido menos de la mitad de los 444,8 millones de dólares requeridos para este año.

Unos 2,8 millones de personas necesitan ayuda humanitaria, más de la mitad de la población, según la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU. Más de la mitad de los ciudadanos pasan hambre en un país en el que hay 1,4 millones de desplazados y refugiados, la cifra más alta desde el año 2014.

La población no solo huye de la inseguridad, sino también de los estragos causados por las últimas inundaciones. Un 30 por ciento de los desplazados entre mayo y junio de este año se deben a estos desastres naturales, como han recordado las ONG firmantes del mensaje, entre las que figura Acción contra el Hambre, Plan International, Médicos del Mundo, Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), Oxfam o World Vision.

En el ámbito sanitario, la situación es igualmente "alarmante", habida cuenta de que República Centroafricana tiene la peor tasa de mortalidad infantil de todo el mundo y figura entre los primeros en cuanto a mortalidad materna. La esperanza de vida es de apenas 53 años, también una de las peores del mundo, y en el último año se han detectado brotes de enfermedades prevenibles como el sarampión o la malaria.

También está "al alza" la violencia sexual, que afecta principalmente a mujeres y niñas, mientras que el sistema educativo, que ya venía lastrado por el abstentismo, el cierre de escuelas o la ocupación de centros por parte de desplazados o milicianos, se han sumado en el último año las restricciones de la pandemia de COVID-19.

"Esta situación compromete de forma permanente el futuro de la juventud centroafricana y especialmente el de los niños desplazados internos y de las niñas que viven en zonas en conflicto", han señalado las organizaciones.

El país vive sumido en una grave crisis desde la ofensiva lanzada en diciembre por los rebeldes de la Coalición Patriotas por el Cambio (CPC), que ha puesto en jaque de nuevo la estabilidad política y social, y aún arrastra los efectos del golpe de Estado de 2013, cuando la toma del poder por parte de la coalición Séléka desató una guerra intercomunitaria.

Contador