Publicado 15/11/2021 18:01CET

R.Centroafricana.- La ONU alerta sobre el deterioro de la protección de los niños en RCA y pide medidas "urgentes"

Archivo - Desplazados forzados en República Centroafricana
Archivo - Desplazados forzados en República Centroafricana - UNHCR/FABIEN FAIVRE - Archivo

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ONU ha alertado este lunes sobre el "grave" deterioro de la protección y el bienestar de los niños en República Centroafricana en los últimos meses, con un aumento de las violaciones graves de sus derechos, por lo que ha pedido actuar "urgentemente" para prevenir que se produzcan más.

En el informe sobre el país del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, este ha explicado que la vulnerabilidad de los niños centroafricanos a las violaciones graves se ha agravado en gran medida por el aumento de las hostilidades, incluidos los ataques de los grupos armados y las operaciones militares de contraofensiva por parte de las fuerzas gubernamentales y progubernamentales durante los procesos electorales de 2020.

En total, 1.280 niños sufrieron una o más violaciones graves entre el 1 de julio de 2019 y el 30 de junio de 2021. Las niñas representan más del 40 por ciento de todas las víctimas, mientras que la mayoría de las violaciones graves fueron cometidas por grupos armados.

El reclutamiento y la utilización de niños ha sido la violación más destacada, con 845 niños y niñas afectados, seguida de los incidentes de violación y otras formas de violencia sexual, con cifras verificadas "preocupantemente altas" a pesar de que la violación no se denuncia en absoluto, generalmente por miedo a las represalias, el estigma, la falta de responsabilidad y de apoyo a las víctimas y supervivientes, recoge el documento, por lo que es probable que las cifras sean más altas.

Entres las violaciones que más se han registrado también se encuentra la denegación de acceso humanitario, provocando que la situación para los trabajadores humanitarios en el país sea "cada vez más difícil". En informe también alerta de que "la violencia en el país se ha cobrado un alto precio en niños: Se han verificado 155 niños muertos o mutilados, la mayoría por el fuego cruzado entre las partes del conflicto".

"La situación de seguridad en República Centroafricana ha empeorado rápidamente en los últimos meses y los niños están pagando un alto precio por estas renovadas hostilidades", ha lamentado la representante especial de Guterres para los Niños y los Conflictos Armados, Virginia Gamba.

Gamba ha hecho un llamamiento a los firmantes del Acuerdo Político centroafricano para que "mantengan sus compromisos, incluidos los relativos a los niños, y pongan en marcha urgentemente medidas concretas para proteger a los niños de los daños y evitar nuevas violaciones".

En este contexto, desde Naciones Unidas apuntan que pese a algunos avances en la rendición de cuentas de los autores de delitos contra los niños, la impunidad sigue siendo alta, por lo que Gamba ha instado a las autoridades a llevar a los autores ante la justicia y a hacer pleno uso del Código de Protección del Niño recientemente promulgado.

Por último, y en referencia a la pandemia de coronavirus, Gamba ha criticado que se han debilitado los mecanismos de protección y se han cerrado escuelas para evitar la propagación de la enfermedad, "lo que hace temer un posible aumento de la vulnerabilidad de los niños a más violaciones, en particular el reclutamiento y la utilización, y la violencia sexual".

Contador