Publicado 19/12/2020 10:47CET

R.Centroafricana.- Los principales grupos armados en RCA crean un frente "patriótico" unificado contra el Gobierno

El presidente de República Centroafricana, Faustin-Archange Touadéra
El presidente de República Centroafricana, Faustin-Archange Touadéra - XINHUA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

La nueva coalición invita a otros grupos a unirse y asegura que su objetivo es la reconstrucción y el desarrollo del país

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los líderes de los principales grupos armados en República Centroafricana (RCA), todos ellos firmantes del acuerdo de paz de febrero de 2019, han anunciado la creación de un frente común contra el Gobierno de Faustin-Archange Touadéra a poco más de una semana de las elecciones presidenciales y parlamentarias del 27 de diciembre.

Tras varios días de informaciones sobre avances de grupos armados desde el oeste del país hacia Bangui, la capital, y de rumores sobre un posible golpe de Estado detrás del que estaría el expresidente François Bozizé, cuya candidatura fue denegada para estos comicios, los líderes de seis grupos armados, tanto antiguos Séleka --principalmente musulmanes-- como 'antibalaka' --predominantemente cristianos--, han creado la Coalición de los Patriotas para el Cambio (CPC).

En su comunicado, denuncian que hasta ahora han sido "manipulados por un Gobierno sin escrúpulos y sin visión, al que solo le preocupa el enriquecimiento personal de sus miembros" y justifican su alianza por el hecho de que los centroafricanos llevan sufriendo siete años de conflicto y que "ningún país puede desarrollarse en un contexto de 'ni guerra ni paz' ni en un clima de inseguridad perpetua".

Por ello, explican, han decidido "fusionar" sus movimientos "en una sola entidad" bajo un "mando unificado", del que por el momento no dan más detalles, e invitan a "todos los demás grupos armados a unirse a este amplio frente democrático para participar en la reconstrucción de República Centroafricana".

Los firmantes defienden que sus grupos "ocupan casi la totalidad del territorio" del país y aseguran estar "preocupados por inaugurar una nueva era de paz,, estabilidad, concordia intercomunitaria y de implicación de todos los hijos e hijas de República Centroafricana en su desarrollo económico, lejos de las intrigas de la política".

PROTEGER A LA POBLACIÓN

Así las cosas, piden a sus combatientes que "fraternicen" con miembros de las Fuerzas Armadas (FACA) y de otros cuerpos de seguridad "si manifiestan un deseo de unirse al CPC" y que "respeten escrupulosamente a la población civil", protegiéndoles a ellos y sus bienes. Además, les instan a que permitan el libre paso de vehículo de la ONU, de ONG y aquellos con "bandera diplomática".

Por último, indican que de ahora en adelante orientarán todas sus "acciones hacia el objetivo del desarrollo económico, la cohesión y la seguridad del territorio", sin dar más detalles de cómo piensan hacerlo ni de si su objetivo es tomar Bangui.

La declaración está firmada por Mahamat al Katim, líder del Movimiento Patriótico para Centroáfrica (MPC); Bi Sido Souleman, de Retorno, Reclamación y Rehabilitación (3R), que lidera Sidiki Abbas; Alí Darassa, líder de la Unión para la Paz en Centroáfrica (UPC); Nouredine Adam, líder del Frente Popular para el Renacimiento de Centroáfrica (FPRC), así como por Maxime Mokom y Diudonné Ndomaté, líderes ambos de grupos 'antibalaka'.

La creación de este nuevo frente armado común coincide con el anuncio de la Misión de la ONU en el país (MINUSCA) de que ha enviado refuerzos al oeste del país, en concreto a las localidades de Bossemptélé y Bossembélé, después de que estas dos localidades hayan sido atacadas por combatientes de 3R, el MPC y 'antibalaka'.

Según la misión, las fuerzas de paz han dispersado a los elementos armados que bloqueaban la carretera que une Bossemptélé y Bossembélé, cerca de Yaloké. En Bossangoa, donde se encuentra Bozizé desde hace dos semanas, han bloqueado a hombres armados que trataron de abandonar la ciudad en motocicletas.

LA MINUSCA SEÑALA A BOZIZÉ

La MINUSCA, que ha incluido medios aéreos en su despliegue, ha subrayado que estos ataques "coordinados" constituyen un "intento deliberado de perturbar las elecciones", antes de señalar que, tras la invalidación de la candidatura de Bozizé el pasado 4 de diciembre, los incidentes de seguridad "han aumentado y se han intensificado".

Asimismo, la MINUSCA también ha condenado las "alianzas" existentes entre los actores políticos, los partidos y los grupos armados que tienen por objeto "debilitar al país y perturbar el proceso electoral", al tiempo que ha denunciado los intentos de "imponer una nueva transición política" en el país y de "privar a la población de su derecho de elegir libremente y en condiciones a sus futuros dirigentes". "Estos actos no quedarán impunes", ha garantizado.

Por último, ha pedido al 3R, al MPC y a las milicias de autodefensa 'antibalaka' para que cesen "inmediatamente" los ataques contra los candidatos a las elecciones, los agentes humanitarios y la población en general. A la ciudadanía le ha pedido que "no entre en pánico" y que proporcione el "apoyo" necesario a las fuerzas de seguridad nacional y al personal de mantenimiento de la paz.

En total, hay 17 candidatos en liza para las presidenciales del 27 de diciembre, en las que los centroafricanos también tendrán que elegir al Parlamento. Además del presidente de RCA que parte como claro favorito, también concurren entre otros la presidenta durante la transición, Catherine Samba-Panza, así como los antiguos primeros ministros Martin Ziguelé y Anicet-Georges Dologuélé, y los hijos de dos antiguos mandatarios --Sylvain Patassé, hijo de Ange Félix Patassé, y Jean-Serge Bokassa, hijo de Jean Bedel Bokassa--.

Este martes, Bozizé aceptó finalmente la anulación de su candidatura por el Tribunal Constitucional e hizo un llamamiento a la oposición para consensuar un candidato común que pueda derrotar a Touadéra, si bien a renglón seguido se reunió con Dologuélé y le ofreció su respaldo de cara a los comicios.