Publicado 03/06/2021 14:38CET

R.Checa.- Los comunistas checos abandonan el Parlamento durante el debate sobre la moción de censura contra el Gobierno

Andrej Babis, primer ministro de República Checa.
Andrej Babis, primer ministro de República Checa. - Krumphanzl Michal/CTK/dpa

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los diputados del Partido Comunista de Bohemia y Moravia (KSCM) han abandonado este jueves el pleno del Parlamento de República Checa durante el debate sobre la moción de censura contra el Gobierno, cuya votación está previsto que se lleve a cabo esta tarde.

En un discurso ante la Cámara, el líder de la formación, Vojtech Filip, ha criticado al Gobierno del presidente, Andrej Babis, pero también ha arremetido contra los gobiernos anteriores de los actuales partidos de la oposición, impulsores de la moción.

Filip ha trasladado al resto de diputados que su formación no tiene intención de unirse a la oposición para votar activamente contra el actual Gabinete. Así, tras sus palabras todos los diputados comunistas han abandonado la sala, por lo que la oposición no contará a todas luces con los 101 votos necesarios para que la moción salga adelante, según informaciones de la cadena CT24.

"No formaremos parte de este teatro", ha aseverado el líder comunista, que ha indicado que puede que "para muchos no sea un paso lógico, pero la fragmentación podría ser un problema mayor para los votantes".

En este sentido, ha aclarado que el Gobierno no tiene nuestra confianza, pero los partidos de derecha no la tienen en absoluto". "Por eso no participaremos en esto y nos vamos a trabajar para los ciudadanos", ha añadido. "El hecho es que no vale la pena discutir dentro del partido por el fin del Gobierno", ha aseverado por su parte Jiri Dolejs, también del KSCM.

La conclusión del partido, a grandes rasgos, es que sería un "error" votar en la misma línea que los partidos opositores de derechas. Los comunistas, no obstante, han acusado al Gobierno de volverse completamente contra Rusia en relación con las explosiones que tuvieron lugar en Vrbetice en 2014, de las cuales el Gobierno de Babis ha culpado a Moscú.

Diputados de cinco formaciones políticas conservadoras y liberales presentaron el martes la moción de censura tras acusar al Gobierno de fracasar en la gestión de la pandemia de coronavirus.

Estos cinco partidos opositores cuentan con 68 diputados, lo que dejaba la moción en manos de los comunistas del KSCM, que tienen 19 escaños. El presidente del país, Milos Zeman, por su parte, ha anunciado que, en cualquier caso, el Gabinete seguirá en el cargo hasta que se celebren las elecciones previstas para octubre independientemente de cuál sea el resultado de la votación.

Contador