Publicado 25/11/2021 12:10CET

R.Checa.- El presidente checo recibe el alta tras casi dos meses hospitalizado

Archivo - El presidente checo, Milos Zeman, a su salida del Hospital Militar Central en septiembre.
Archivo - El presidente checo, Milos Zeman, a su salida del Hospital Militar Central en septiembre. - Krumphanzl Michal/CTK/dpa - Archivo

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de República Checa, Milos Zeman, ha recibido este jueves el alta hospitalaria tras permanecer un mes y medio ingresado en el Hospital Militar Central y después de que su estado de salud haya mejorado considerablemente.

Al centro han llegado una ambulancia y un convoy con varias limusinas para su traslado al castillo de Lany, donde está previsto que el viernes el mandatario nombre al nuevo primer ministro del país, Petr Fiala.

El equipo médico del hospital, que ha aconsejado a Zeman contar con la atención de un centro médico especializado, ha señalado que respeta la decisión del presidente de abandonar el hospital, según informaciones del canal CT24.

"El paciente decidió utilizar los servicios de atención médica en casa, por lo que Senior Home Group ha asumido la responsabilidad total de la prestación sanitaria domiciliaria, a la que el hospital ha entregado toda la documentación necesaria y un plan de enfermería", ha señalado la portavoz del centro Jitka Zinke.

Zeman fue ingresado el 10 de octubre por problemas médicos que no fueron especificados. Sin embargo, el cirujano Pavel Pafko, miembro del consejo médico del presidente, había señalado con anterioridad que Zeman sufre una enfermedad hepática crónica.

El jefe de Estado abandonó a principios de noviembre la unidad de cuidados intensivos tras haber pasado casi un mes en el hospital. Su hospitalización se produjo tan solo un día después de la celebración de las elecciones legislativas checas, en las que la coalición liderada por el Partido Cívico Democrático (ODS, por sus siglas en checo) venció en las urnas frente a la Alianza de Ciudadanos Descontentos (ANO, por sus siglas en checo) del actual primer ministro, Andrej Babis.

La semana pasada, Babis acudió al hospital para visitarlo y, a su salida del centro, dijo estar "sorprendido" por la mejora del presidente. "Su condición ha mejorado significativamente. En comparación con el 10 de octubre, es un cambio increíble", subrayó. La visita de Babis tenía como objetivo "saber cuándo nombraría a Fiala primer ministro" para poder así "planificar el traspaso de poder" en aras de la continuidad en tiempos de coronavirus.

El mandatario checo, de 77 años, ha sido hospitalizado varias veces en los últimos años. El año pasado se sometió a una intervención quirúrgica por un brazo roto, que se rompió en una caída. Padece neuropatía y diabetes y este año ha comenzado a usar una silla de ruedas.

Contador