RDCongo.- ACNUR denuncia más de 100.000 nuevos desplazados por la violencia en dos meses en Beni, en el este de RDC

Publicado 11/02/2020 11:50:43CET
RDCongo.- ACNUR denuncia más de 100.000 nuevos desplazados por la violencia en d
RDCongo.- ACNUR denuncia más de 100.000 nuevos desplazados por la violencia en d - MONUSCO/SYLVAIN LIECHTI - Archivo

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha expresado su preocupación por el deterioro de la situación en el territorio de Beni, en el este de República Democrática del Congo (RDC) donde en los últimos dos meses otras 100.000 personas se han visto desplazadas por la violencia.

"Los ataques por parte de grupos armados desde diciembre del año pasado contra varias aldeas y localidades en Watalinga, cerca de la frontera con Uganda, han desplazado a mujeres, hombres y niños a la localidad de Nobili y sus alrededores", ha denunciado el portavoz de ACNUR, Andrej Mahecic.

Muchos de ellos ya se habían visto desplazados previamente y habían regresado a sus hogares en noviembre, tras escapar durante la ola de violencia de abril, ha precisado, subrayando que "se encuentran en una grave necesidad de asistencia".

Según recuerda ACNUR, las tensiones en esta región del este de RDC han ido en aumento desde que el Ejército lanzó en diciembre una operación contra las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), uno de los grupos armados presentes en esta parte del país y que ha cometido de forma recurrente ataques contra la población civil, incluidos desplazados. Según las autoridades locales, unos 252 civiles han sido asesinados en Beni desde diciembre.

La población ha contado a ACNUR que "viven con miedo, tras ser testigos de asesinatos, violencia sexual y secuestros en sus casas y durante su huída", ha precisado Mahecic.

La mayoría de los desplazados en esta última ola de violencia se encuentran acogidos por la comunidad local en Nobili, quienes "les han dado la bienvenida a las familias desplazadas sin dudarlo pero carecen de los recursos para cubrir sus propias necesidades", ha resaltado el portavoz de ACNUR. Otros se encuentran refugiados en escuelas e iglesias en la zona.

"Miles más viven en condiciones terribles en más de un centenar de asentamientos informales, durmiendo en cabañas hechas con ramas y expuestos a los elementos", ha alertado Mahecic, subrayando que se enfrentan a amenazas para su seguridad.

Según el portavoz de ACNUR, los desplazados necesitan sobre todo comida, cobijo, agua, saneamiento y acceso a la educación. Muchos de los niños desplazados no van a la escuelas y estas "o bien no tienen la capacidad de acoger a alumnos adicionales o están cerradas porque acogen a desplazados".

ACNUR y sus socios, junto con las autoridades locales y las agencias humanitarias, están ofreciendo ya asistencia a los desplazados en Nobili.

En RDC, hay más de cinco millones de desplazados, en la que es la mayor crisis de desplazamiento interno de África. ACNUR necesita 150 millones de dólares para atender a los refugiados y desplazados en el país africano este año, pero por ahora solo ha recibido el 4 por ciento, ha lamentado su portavoz.

Contador