Publicado 05/12/2019 21:53CET

RDCongo.- Decapitadas tres personas en un nuevo ataque achacado a las ADF en el noreste de RDC

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

Al menos tres personas murieron el miércoles en un nuevo ataque achacado a la milicia islamista Fuerzas Aliadas Democráticas (AFD) en el territorio de Beni, ubicado en el noreste de República Democrática del Congo (RDC).

Kathembo Kitsambula Isidore, vicepresidente de la sociedad civil de Oicha, ha detallado que el ataque fue perpetrado en Kolikoko y ha agregado que las tres víctimas mortales fueron decapitadas, según el portal local Actualité. Las cabezas han sido halladas este jueves.

Durante la jornada del miércoles murieron doce personas en un ataque en Pulu-Pulu, mientras que el lunes murieron otras once en un asalto contra Orototo, ambas situadas en Beni, en medio del deterioro de la seguridad en la zona.

El incremento de los ataques por parte de las ADF en Beni, que han causado más de cien muertos en el último mes, ha provocado un gran malestar entre la población, que critica la "inacción" de la Misión de la ONU en el país (MONUSCO), a la que reprochan no actuar aunque algunos de los crímenes se han cometido cerca de sus bases.

Ante el deterioro de la situación, el Gobierno de Félix Tshisekedi ha decidido instalar un cuartel general avanzado del Ejército en Beni y la realización de patrullas conjuntas con la MONUSCO, que ya han comenzado.

La milicia de las ADF actúa en RDC desde la década de los noventa y, a pesar de las reiteradas ofensivas lanzadas contra ella, sigue generando violencia en la zona. Está considerado uno de los grupos armados más peligrosos de las varias decenas que operan en el país africano.

Varios grupos armados controlan partes del este de RDC pese a que la guerra de 1998-2003 concluyera formalmente. El conflicto causó millones de muertos, la mayoría víctimas del hambre y las enfermedades.

La violencia armada ha complicado la lucha contra el brote de ébola que se declaró en el este del país --con Kivu Norte como uno de los epicentros-- el año pasado. Desde entonces se han registrado ataques contra instalaciones médicas y personal sanitario.