Publicado 22/06/2020 15:14CET

RDCongo.- Mueren cerca de 20 civiles en ataques achacados a la milicia ADF en el este de RDC

RDCongo.- Mueren cerca de 20 civiles en ataques achacados a la milicia ADF en el
RDCongo.- Mueren cerca de 20 civiles en ataques achacados a la milicia ADF en el - GETTY IMAGES / URIEL SINAI - Archivo

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 20 civiles fueron asesinados durante el fin de semana en una serie de ataques ejecutados por la milicia Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) en el este y el noreste de República Democrática del Congo (RDC), escenario de un repunte de los enfrentamientos durante los últimos meses.

El primero de estos ataques fue ejecutado a última hora del viernes por presuntos miembros de la milicia contra la localidad de Bwangolo, situada en la provincia de Kivu Norte.

En el mismo fueron secuestradas nueve personas cuyos cuerpos fueron hallados en la zona durante la jornada del domingo, según ha informado el jefe de la cercana aldea de Kyavikere, Muvunga Iteni, en declaraciones concedidas al portal congoleño de noticias Actualité.

Las autoridades han achacado a este grupo un segundo ataque ejecutado el sábado en la localidad de Vukaka, situada en la provincia de Ituri, que se saldó con al menos diez víctimas mortales, según el presidente de la comunidad Banyali-Tchabi, Richard Balengiliao.

Fuentes locales han indicado en declaraciones a la emisora Radio Okapi que los atacantes irrumpieron en la aldea sin oposición antes de asesinar a una decena de personas y saquear bienes en el lugar. El portavoz del Ejército en Ituri, Jules Ngongo, no ha dado un balance pero ha confirmado una operación militar en la zona.

El ataque en Vukaka ha provocado además una oleada de desplazados por temor a nuevas ofensivas, con la mayoría de las personas dirigiéndose hacia Banyali-Tshabi, tal y como ha confirmado Raphael Lingasabenago, presidente de la sociedad civil en esta zona.

"Hemos estado en vela esta noche para recibir a los desplazados. Nuestra jefatura tiene una veintena de aldeas, algunas de las cuales han quedado totalmente desiertas, entre ellas Vukaka, Delu, Ngusu, Banjiaku y todas la de la agrupación de Boyo", ha detallado.

"La mayoría están aquí y otras van hacia Boga. Toda la noche hemos observado este movimiento de desplazados, que dicen que son víctimas de barbaries por parte de los grupos armados en Ituri", ha manifestado Lingasabenago.

De esta forma, esta oleada de desplazados se suma a una llegada la semana pasada desde Kivu Norte huyendo de las ADF, lo que está aumentando la presión sobre las localidades de acogida. "Nuestra jefatura tenía ya mil desplazados llegados de Kivu Norte. Con esta nueva oleada son 3.000 los instalados en escuelas e iglesias, sin contar a los que están con familias de acogida", ha dicho.

Lingasabenago ha resaltado que "su situación humanitaria es complicada en casi todos los planos" y que "existe el riesgo de contagio por COVID-19, especialmente porque Ituri y Kivu Norte se encuentran entre las provincias afectadas por esta pandemia". "Por ello, pedimos al Gobierno congoleño que fortalezca la presencia militar sobre el terreno y despliegue la asistencia humanitaria para estas personas desplazadas", ha apuntado.

Por otra parte, dos militares murieron el sábado en un ataque ejecutado por hombres armados en el territorio de Fizi, ubicado en la provincia de Kivu Sur.El Ejército ha achacado el incidente a una coalición de grupos armados Makanika, Android e Ngumino.

La milicia de las ADF actúa en RDC desde la década de los noventa y, a pesar de las reiteradas ofensivas lanzadas contra ella, sigue generando violencia en la zona. Está considerado uno de los grupos armados más peligrosos de las varias decenas que operan en el país africano.

Durante 2019 surgieron informaciones en torno a posibles contactos entre las ADF y el grupo yihadista Estado Islámico, especialmente después de que este grupo reclamara en abril la autoría del que sería su primer ataque en el país africano, así como la formación de una nueva rama en el continente, llamada Provincia de África Central.

Varios grupos armados controlan partes del este de RDC pese a que la guerra de 1998-2003 concluyera formalmente. El conflicto causó millones de muertos, la mayoría víctimas del hambre y las enfermedades. La violencia ha complicado además la lucha contra el brote de ébola declarado en esta zona del país en 2018.