Publicado 08/02/2021 13:27CET

RDCongo.- Mueren cinco civiles en un nuevo ataque achacado a la milicia ADF en el este de RDC

Soldados de RDC
Soldados de RDC - GETTY IMAGES / MARK RENDERS - Archivo

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Al menos cinco civiles murieron el domingo en un nuevo ataque achacado a la milicia Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) en la provincia de Kivu Norte, situada en el este de República Democrática del Congo (RDC), según han confirmado este lunes las autoridades locales.

Willy Malikidogo, jefe de la localidad de Kilya, ha detallado en declaraciones al portal congoleño de noticias Actualité que el ataque fue ejecutado en la aldea de Halungupa, situada en el territorio de Beni y escenario de varios asaltos durante los últimos meses.

Así, ha manifestado que varias de las víctimas fueron asesinadas a machetazos, mientras que otras fueron tiroteadas cuando intentaban darse a la fuga, al tiempo que ha agregado que varias personas han sido dadas por desaparecidas.

Malikidogo ha apuntado además que varios comercios fueron saqueados e incendiados durante el ataque, que tuvo lugar un día después de la muerte de al menos 15 civiles en varios ataques ejecutados el sábado por supuestos miembros de las ADF en las aldeas de Mabule y Ngadu, situadas en los alrededores de Halungupa.

La Oficina Humanitaria Conjunta de Naciones Unidas en RDC (UNJHRO) afirmó la semana pasada que alrededor de 850 civiles fueron asesinados en 2020 a manos de esta milicia en las provincias de Kivu Norte e Ituri, al tiempo que hizo hincapié en que "la situación de los Derechos Humanos se ha deteriorado de forma considerable".

"Los ataques de las ADF contra la población civil se perpetúan igualmente en un contexto caracterizado por las operaciones militares, que no se ven seguidas de actividades para restablecer la autoridad del Estado en las zonas liberadas, así como por los conflictos intercomunitarios que persisten en las provincias de Kivu Norte e Ituri", indicó en su informe.

La milicia de las ADF, que mantiene supuestos lazos con el grupo yihadista Estado Islámico, actúa en RDC desde la década de los noventa y, a pesar de las reiteradas ofensivas lanzadas contra ella, sigue generando violencia en la zona. Así, está considerado uno de los grupos armados más peligrosos de los que operan en el país africano.