Publicado 12/04/2021 13:15CET

RDCongo.- Mueren tres personas en protestas para pedir la retirada de la MONUSCO ante el aumento de los ataques en RDC

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

Al menos tres personas han muerto en las manifestaciones que se suceden durante los últimos días en la ciudad de Beni, situada en el este de República Democrática del Congo (RDC), para protestar contra la inacción de la Misión de Naciones Unidas en RDC (MONUSCO) ante el repunte de los ataques por parte de grupos armados en esta zona del país.

Los decesos han tenido lugar en medio de los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes, que exigen la retirada de los 'cascos azules', que también han intervenido contra varias de las protestas, según ha informado el portal congoleño de noticias Actualité.

Las actividades siguen paralizadas este lunes en Beni, en medio de un llamamiento a la huelga, mientras que en varias zonas de la ciudad han sido erigidas barricadas, lo que ha provocado la suspensión del tráfico en varios puntos de la ciudad, situada en la provincia de Kivu Norte.

La MONUSCO ya fue objeto de numerosas críticas en noviembre de 2019 por su papel ante un repunte de los ataques, unas protestas que derivaron en incidentes. La misión destacó entonces que "puede entender la frustración de la población" pero criticó los ataques contra sus instalaciones.

Durante la jornada del sábado fueron asesinadas otras nueve personas en ataques achacados a la milicia Cooperativa para el Desarrollo de Congo (CODECO) contra tres aldeas en el territorio de Djugu, ubicado en la provincia de Ituri (noreste).

Según las informaciones recogidas por la emisora congoleña Radio Okapi, en los ataques fue incendiado un vehículo de la ONG MEMISA en la aldea de Tsoro. El Ejército de RDC, que ha lanzado varias operaciones contra CODECO durante los últimos meses, no se ha pronunciado por el momento sobre estas informaciones.

Por otra parte, las Fuerzas Armadas congoleñas anunciaron el sábado la toma de la localidad de Muheto, en Kivu Norte, tras combates con los grupos armados presentes en la zona, entre ellos las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR).

La comunidad internacional mostró el viernes su preocupación por el aumento de la violencia en la provincia de Kivu Norte, escenario de decenas de ataques por parte del grupo armado Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) durante las últimas semanas.

La milicia de las ADF, que mantiene supuestos lazos con Estado Islámico, actúa en RDC desde la década de los noventa y, a pesar de las reiteradas ofensivas lanzadas contra ella, sigue generando violencia en la zona. Así, está considerado uno de los grupos armados más peligrosos de los que operan en el país africano.

El Gobierno de Estados Unidos designó en marzo al grupo como una organización terrorista por sus lazos con Estado Islámico en África Central (ISCA), que opera también en Mozambique. Entre los sancionados figura el líder del grupo, Musa Seka Baluku, quien encabeza las ADF desde 2015.