Publicado 15/04/2020 19:28:13 +02:00CET

RDCongo.- La ONU denuncia que los civiles "hacen frente a una violencia particularmente brutal" en el noreste de RDC

RDCongo.- La ONU denuncia que los civiles "hacen frente a una violencia particul
RDCongo.- La ONU denuncia que los civiles "hacen frente a una violencia particul - GETTY IMAGES / URIEL SINAI - Archivo

Ituri ha registrado un incremento de los ataques de grupos armados, especialmente CODECO

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha denunciado este miércoles que la población de la provincia congoleña de Ituri (noreste) "hace frente a una violencia particularmente brutal", en medio del incremento de los ataques por parte de grupos armados en esta zona de República Democrática del Congo (RDC).

"Muertes, saqueos e incendios provocados. La población civil hace frente a una violencia particularmente brutal en una provincia que no ha dejado de sufrir", ha dicho la representante especial de Naciones Unidas para RDC, Leila Zerrougui.

Así, ha recalcado que la Misión de Naciones Unidas en RDC (MONUSCO), que ella misma lidera, "no reducirá su apoyo al Ejército contra los autores de esta violencia, que deberán responder por sus actos".

Zerrougi ha reiterado que los 'cascos azules' mantendrán su respaldo a las Fuerzas Armadas y ha hecho hincapié en la necesidad de que estos esfuerzos "sean apoyados por la población", según ha informado el portal congoleño de noticias Actualité.

"Pese a las amenazas y los desafíos, seguimos firmemente del lado de las fuerzas de seguridad. Comprendemos la impaciencia y la cólera que se expresa contra la MONUSCO, pero pedimos a la población que no se confunda de enemigo", ha defendido.

En este sentido, ha argüido que "la división, la manipulación y los rumores calumniosos sólo benefician a los enemigos de la población civil, que se aprovechan de la inestabilidad e intentan romper la unidad de las comunidades que viven en Ituri".

La provincia ha sido escenario de un incremento de los ataques por parte de grupos armados, especialmente de la Cooperativa para el Desarrollo de Congo (CODECO), que el lunes mató a 22 civiles en las aldeas de Ndoki-Koli y Dzathi, situadas en el territorio de Djugu, apicentr de la violencia.

Horas antes habían muerto al menos tres militares, dos policías y diez supuestos miembros de CODECO tras otro ataque del grupo en la aldea de Mwanga, situada a unos 15 kilómetros de la capital de la provincia, Bunia.

El incidente en Mwanga tuvo lugar un día después de la muerte de al menos once militares en un enfrentamiento con la milicia en la localidad de Nyapala, ubicada también en Ituri.

El Ejército anunció a finales de marzo la muerte del líder de CODECO, Justin Ngudjolo, tras un enfrentamiento registrado en Ituri en el que también murieron su esposa y varios milicianos del grupo.

AUMENTO DE LOS ATAQUES DE CODECO

La milicia ha incrementado sus ataques durante las últimas semanas en Ituri, una provincia muy afectada por el incremento de la inseguridad y en la que operan diversos grupos armados.

CODECO está integrada predominantemente por miembros de la comunidad lendu. Desde junio de 2019 se ha registrado un repunte de los enfrentamientos intercomunitarios entre los lendu y los hema en Djugu y otras zonas de Ituri.

Estos incidentes han traído a la memoria el conflicto entre los hema y los lendu entre 1999 y 2007 por derechos de pastoreo y representación política, que se saldó con cerca de 50.000 muertos.

Diversas zonas del este y el noreste de RDC están en manos de grupos armados, a pesar de que la guerra de 1998-2003 concluyera formalmente. El conflicto causó millones de muertos, la mayoría víctimas del hambre y las enfermedades.

La violencia armada ha complicado la lucha contra el brote de ébola que se declaró en el este del país --con Kivu Norte como uno de los epicentros-- en agosto de 2018. Desde entonces se han registrado ataques contra instalaciones médicas y personal sanitario.