Publicado 27/05/2020 14:31CET

RDCongo.- Protestas en Kinshasa tras la repentina muerte del juez encargado del proceso contra un aliado del presidente

RDCongo.- Protestas en Kinshasa tras la repentina muerte del juez encargado del
RDCongo.- Protestas en Kinshasa tras la repentina muerte del juez encargado del - Benoit Doppagne/BELGA/dpa - Archivo

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía congoleña ha empleado gases lacrimógenos este miércoles para dispersas a los manifestantes que se han congregado en torno a la residencia del juez encargado del proceso por corrupción contra el jefe de gabinete del presidente, Vital Kamerhe, fallecido de forma repentina horas antes.

Según informa el portal de noticias Politico, que cita a familiares, el juez Raphael Yanyi Obungu tuvo vómitos y se quejó de dolor en el vientre antes de ser trasladado al hospital, donde los médicos solo pudieron constatar su muerte. "Todo ha sido muy rápido", ha reconocido un familiar.

Otro ha asegurado que Yanyi Ovungu no tenía problemas de salud. "No estaba enfermo. Estuvimos juntos el martes y en ningún momento pareció encontrarse mal. Su muerte es de lo más extraña", ha comentado este familiar, asegurando que no van a dejar "pasar" lo ocurrido.

La noticia de la muerte del magistrado durante la noche en la capital ha suscitado rápidamente rumores, si bien el jefe de la Policía de Kinshasa, el general Sylvain Kasongo, ha descartado la posibilidad de un asesinato ya que contaba con protección.

Así las cosas, numerosas personas se han concentrado en los alrededores de la residencia del juez, en el barrio de Bandalungwa. "La Policía ha dispersado con gases lacrimógenos a los jóvenes que intentaban instalar barricadas" en la zona, ha explicado el jefe de la Policía, según el medio Actualité. "Estamos (en la residencia del difunto) para mantener el orden público", ha precisado.

El juez Yanyi estaba a cargo del proceso contra Kamerhe y otros imputados que arrancó el pasado 11 de mayo en Kinshasa. El jefe de gabinete de Tshisekedi fue detenido el 8 de abril en el marco de la investigación por presunta corrupción en el caso relativo al Programa Cien Días, que destinó más de 300 millones de dólares (más de 276 millones de euros) a obras de infraestructura y vivienda social.

Tshisekedi accedió al poder en enero de 2019 tras unas elecciones aplazadas durante dos años con el compromiso de combatir la corrupción, uno de los problemas del país durante el mandato de su predecesor, Joseph Kabila.

Kamerhe, un destacado líder opositor al igual que Tshisekedi, fue nombrado como su jefe de Gabinete después de respaldar su candidatura en los comicios de 2018, en los que el también opositor Martin Fayulu denunció fraude.