Publicado 15/03/2020 16:15:37 +01:00CET

RDCongo.- Sale de la cárcel el antiguo señor de la guerra congoleño Thomas Lubanga, primer condenado del TPI

RDCongo.- Sale de la cárcel el antiguo señor de la guerra congoleño Thomas Luban
RDCongo.- Sale de la cárcel el antiguo señor de la guerra congoleño Thomas Luban - GETTY - Archivo

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El antiguo señor de la guerra congoleño Thomas Lubanga ha salido este domingo de la cárcel tras cumplir 14 años de prisión como primer condenado de la historia del Tribunal Penal Internacional, principalmente por el reclutamiento de niños soldado mientras ejercía como fundador de la Unión de Patriotas Congoleños (la UPC), grupo armado participante en un abanico de atrocidades durante el conflicto en la región de Ituri, en el noroeste del país.

Este conflicto, que abarcó principalmente entre 1999 y 2003, comenzó con los enfrentamientos entre las etnias lendu y hema, alimentado por la segunda guerra civil en el país africano, en los años previos, y se ha enquistado hasta nuestros días. Los bandos participantes han sido acusados de matanzas, violaciones, mutilaciones y, como sucede en este caso, el reclutamiento de menores.

Concretamente, Lubanga fue declarado culpable en 2012 como coautor de crímenes de guerra por reclutar y enrolar a niños soldados menores de 15 años para su milicia y usarlos de forma activa en las hostilidades, sobre todo entre septiembre de 2002 y agosto de 2003.

Tras ratificarse la pena en diciembre de 2014, Lubanga fue trasladado a la prisión de Makala, en su país, para cumplir la condena, contabilizada a partir de su arresto inicial en 2006.

Lubanga ha abandonado el recinto penitenciario de Kinshasa, donde ha cumplido los últimos cuatro años y medio de condena, en torno a las 13.00 de esta tarde, acompañado de familiares y activistas, informa el portal de información Actualitè.

Lubanga fue condenado en 2017 al pago de 10 millones de dólares como compensación colectiva a los más de 400 niños soldado que fueron reclutados bajo sus órdenes para enrolarlos en sus filas, después de que un fallo previo en marzo de 2015 concediera reparaciones colectivas a los cientos de niños soldados que fueron víctimas del antiguo señor de la guerra.

Dado que Lubanga no pudo satisfacer el pago de la cantidad establecida, el TPI invitó a la junta de directores del Fideicomiso para Víctimas que examinara la posibilidad de destinar una cantidad adicional para el pago de las reparaciones colectivas en este caso y que continuaran sus esfuerzos para reunir fondos adicionales.

Contador