Publicado 10/09/2021 11:50CET

RDCongo.- La violencia en el este de RDC deja 1.200 muertos y un millón de desplazados este año

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

La escalada de la violencia en la zona este de República Democrática del Congo (RDC), responsable de la muerte de 1.200 civiles en lo que va de año, ha provocado más de un millón de desplazados internos solo en 2021, según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

La agencia se ha confesado "alarmada" por el aumento de los ataques, "que continúa costando vidas y empujando a personas fuera de sus casas", en palabras de un portavoz, Boris Cheshirkov. En Kivu Norte e Ituri, se han registrado este año unas 25.000 violaciones de Derechos Humanos, mientras que los casos de agresión sexual rondan los 1.100.

La amplia mayoría de los desplazados --un 94 por ciento-- recala en familias de acogida, lo que demuestra por parte de éstas una "enorme generosidad". Sin embargo, la presión ha llegado ya al límite y ACNUR teme que puedan producirse retornos "prematuros" a los lugares de origen, lo que expondría de nuevo a los desplazados a "abuso y violencia".

Los ataques, atribuidos en su mayoría a las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), "han aumentado en brutalidad desde finales de 2020", sin que el estado de sitio declarado a principios de mayo haya logrado contener las actividades de los rebeldes.

El 3 de septiembre, de hecho, un grupo de milicianos asaltó un pueblo en la zona de Irumu: mató a 15 personas y secuestró a dos mujeres. Tres días más tarde, en Djugu, diez mujeres desplazadas fueron violadas por otro grupo armado.

ACNUR ha advertido de que los esfuerzos llevados a cabo por las autoridades no han logrado contener la amenaza y ha reclamado "medidas urgentes para proteger a los civiles". "Apoyamos a las autoridades y los grupo de la sociedad civil que responden reiteradamente a los desplazamientos forzados y que siguen proporcionando ayuda a quienes lo necesitan", ha subrayado Cheshirkov.

Para seguir con estas actividades, ACNUR requiere de más fondos, en la medida en que por ahora solo puede ayudar "a una pequeña fracción de la población que lo necesita de forma urgente". A menos de cuatro meses de que acabe el año, la agencia solo ha recibido el 51 por ciento de los 205 millones de dólares requeridos.

Contador