R.Dominicana.- Los observadores de la OEA se muestran "preocupados" por la lentitud del recuento tras las elecciones

Actualizado 20/05/2006 4:36:40 CET

SANTO DOMINGO, 20 May. (EP/AP) -

La misión de los observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) mostró preocupación ayer viernes por la lentitud en el recuento de los votos de las elecciones legislativas y municipales del martes.

"Estamos muy satisfechos por la forma en la que se llevó cabo la parte pre-electoral y el día de los comicios, pero estamos un poco preocupados por las demoras y por los hechos de violencia que han ocurrido", comentó el jefe de la misión de la OEA, el chileno Rubén Periña.

La situación mantiene en tensión a la población, mientras militantes de diferentes partidos han protagonizado actos de violencia, los cuales han dejado por lo menos nueve muertos, desde el martes.

Los sucesos, acaecidos por separado en diferentes lugares del país, se han originado luego de discusiones y pleitos en medio de celebraciones anticipadas de partidarios de uno y otro bando.

La Junta Central Electoral (JCE) mantiene semi-paralizado el conteo, emitiendo boletines esporádicos que entre uno y otro distancian hasta doce horas.

La JCE pidió confianza y paciencia, además de que ordenó mantener bajo una custodia especial los colegios y juntas electorales de los municipios en los cuales las diferencias políticas pueden provocar enfrentamientos.

El noveno boletín, ofrecido en la mañana del viernes, indicó que el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) llevaba ganadas 20 de las 32 provincias y el bloque opositor las restantes 12.

Aunque participaron 22 organizaciones políticas, las elecciones fueron disputadas por las dos grandes coaliciones, la encabezada por el PLD y la que integraron los Partidos Revolucionario Dominicano (PRD) y Reformista Social Cristiano (PRSC).

Ante la demora en el proceso, los dos bloques contendientes adelantaron sus propios resultados, además de acusarse mutuamente de irregularidades y de intentar alterar los resultados en los municipios que se saben perdidos.