Publicado 14/08/2020 15:45CET

La recuperación china pierde ímpetu, según los últimos datos de ventas minoristas y producción industrial

China.- La recuperación china pierde ímpetu, según los últimos datos de ventas m
China.- La recuperación china pierde ímpetu, según los últimos datos de ventas m - BMW - Archivo

PEKÍN, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El rebote de la actividad económica en China ofreció el pasado mes de julio los primeros síntomas de enfriamiento, después de que la evolución del comercio minorista y de la producción industrial quedasen por debajo de las expectativas, según los datos publicados por la Oficina Nacional de Estadística del gigante asiático.

En el caso de la producción industrial, en el mes de julio registró un crecimiento interanual del 4,8%, en línea con el incremento observado en junio, después de cuatro meses de aceleración de la actividad en el sector, tras el desplome del 13,5% en los dos primeros meses de 2020.

El valor agregado de la industria minera disminuyó un 2,6% interanual, mientras que en el caso de la industria manufacturera aumentó un 6% y un 1,7% para las industrias de producción y suministro de electricidad, calefacción, gas y agua.

En el conjunto de los siete primeros meses del año, la producción industrial china se encuentra un 0,4% por debajo del mismo periodo de 2019.

Por su parte, el volumen del comercio minorista chino en el mes de julio alcanzó un importe de 3,22 billones de yuanes (391.913 millones de euros), lo que representa una caída interanual del 1,1% , después de la bajada del 1,8% del mes anterior, lo que implica que el dato referente al consumo doméstico chino se ha mantenido en negativo todo el año, con una caída del 9,9% en los siete primeros meses.

"Los últimos datos sugieren que la economía de China continuó recuperándose en julio, aunque menos rápido de lo esperado", indicó Martin Rasmussen, economista para China de la consultora Capital Economics, quien señaló que "el impulso inicial de la reapertura se desvaneció", aunque es de esperar todavía una mejora gradual de la actividad en los próximos meses gracias al apoyo de las medidas de estímulo.

En este sentido, el experto confía en una renovada aceleración de la inversión en infraestructuras en los próximos meses, lo que debería impulsar la recuperación en la industria y la construcción, ayudando a aliviar la situación del mercado laboral, apuntalando así indirectamente el consumo y contribuyendo a mantener la recuperación económica por buen camino.