Publicado 15/01/2021 14:49CET

Renzi se abstendrá en la moción de la que depende la supervivencia del Gobierno de Conte en Italia

Matteo Renzi, líder de Italia Viva
Matteo Renzi, líder de Italia Viva - FOTOGRAMMA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El líder de Italia Viva, Matteo Renzi, ha anunciado que se abstendrá en la cuestión de confianza a la que se someterá la próxima semana en el Parlamento el Gobierno de Giuseppe Conte, del que su partido formaba parte hasta hace apenas dos días.

Renzi asume que si los legisladores no avalan al actual Ejecutivo, en el que ahora quedan el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y el Partido Democrática (PD), Italia se encamina a un nuevo escenario de incertidumbre, pero ha evitado asumir toda la responsabilidad de esta nueva polémica.

En este sentido, ha confirmado en una entrevista a 'La Stampa' que Italia Viva se abstendrá la próxima semana y que, en privado, el líder del PD, Nicola Zingaretti, es "más duro" que él en sus criticas al funcionamiento del actual gabinete. Renzi no cierra la puerta a su vuelta al Gobierno, pero esta vía de solución parece que Conte la da por descartada.

La gota que colmó el vaso de Renzi fue el desencuentro por el plan de recuperación europeo y, tanto en público como en privado, Conte lamenta que el país se encuentre de nuevo al borde del abismo político en un momento especialmente delicado por la pandemia de COVID-19.

El primer ministro comparecerá el lunes y el martes ante la Cámara de los Diputados y el Senado, donde se someterá a la primera gran prueba tras el desplante público de Italia Viva. El miércoles y el jueves de esta semana ya se reunió con el presidente de Italia, Sergio Mattarella, que abogó por una transición lo más suave posible y por estabilidad.

EL PAPEL DE SALVINI

Entre las vías de solución que se barajan está la creación de un nuevo gobierno con Conte al frente --sería el tercero de esta legislatura--, la conformación de un gabinete tecnócrata o la celebración de elecciones, que llegarían con con dos años de adelanto a la fecha prevista.

Ni el M5S, ni el PD, ni Italia Viva tienen las urnas en el horizonte, sabedores de que unos nuevos comicios podrían suponer la vuelta al poder el centro-derecha. La Liga de Matteo Salvini, que ya gobernó de la mano del M5S en el primer gabinete de Conte, figura como el partido con más intención de voto en los sondeos publicados las últimas semanas.

Salvini ha abogado por celebrar elecciones y ha asegurado que algunos diputado del M5S están "llamando a las puertas" de la Liga, según la agencia Adnkronos. Sobre la posibilidad de presentar una moción de censura, por ahora no la ve necesaria: "Se la han presentado ellos solos".