Publicado 05/05/2020 11:17:05 +02:00CET

República Democrática del Congo: Conflicto, hambre, desplazamiento y ahora coronavirus

Una mujer desplazada en Kivu Norte, en el este de RDC
Una mujer desplazada en Kivu Norte, en el este de RDC - NRC/DIEUDONNÉ MUGARUKA

El país alberga a uno de cada 10 desplazados internos en el mundo y a 15 millones de personas que pasan hambre

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

La persistente violencia en el este de República Democrática del Congo (RDC) ha dejado más de 5 millones de desplazados internos mientras que 15 millones de personas se enfrentan a inseguridad alimentaria en un país al que a este "cóctel" perfecto para el caos se ha sumado en las últimas semanas el coronavirus, según alerta el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC).

Uno de cada 10 de los 50 millones de desplazados internos que hay en el mundo se encuentra en RDC, donde cerca de 1,7 millones de personas abandonaron sus hogares durante 2019 para escapar de la violencia. Esto sitúa al país como el que más desplazados registró del continente y el segundo a nivel mundial, tan solo superado por Siria.

El este del país se ha convertido desde hace décadas en el principal foco de violencia. En las provincias de Ituri, Kivu Norte y Kivu Sur las acciones de grupos armados, las operaciones militares y los estallidos de violencia intercomunitaria empujan a diario a numerosas personas a huir para salvar sus vidas.

En el caso de Ituri, la violencia intercomunitaria --que enfrenta principalmente a lendu y hema-- provocó 453.000 desplazados durante el año pasado y otros 200.000 solo en el pasado mes de abril.

En Kivu Norte --principal foco del brote de ébola-- 520.000 personas huyeron de sus casas en 2019 para escapar de los enfrentamientos entre las decenas de grupos armados que operan en la provincia y las fuerzas de seguridad, mientras que en el vecino Kivu Sur, la violencia intercomunitaria y de los grupos armados dejó 401.000 nuevos desplazados.

"La escalada de hostilidades armadas en el momento en que llega la Covid-19 es un cóctel catastrófico llamado a desencadenar el caos", ha advertido en un comunicado la director del NRC para el país africano, Maureen Philippon.

EL PAÍS NECESITA PAZ Y ESTABILIDAD

"Los congoleños necesitan paz y estabilidad durante la pandemia más que nunca antes", ha defendido. Según el último balance del Gobierno congoleño, hasta el momento se han contabilizado 705 casos confirmados, 34 fallecidos y 90 pacientes curados.

A la pertinaz violencia se suma en el caso de RDC también una grave inseguridad alimentaria. El país es en la actualidad la segunda mayor crisis alimentaria a nivel mundial por detrás de Yemen, con más de 15 millones de personas que pasan hambre, un dato que se ha duplicado en los últimos tres años. Además, unos 3 millones de niños presentan desnutrición aguda.

Según ha resaltado Philippon, "cuando una familia se ve obligada a huir en RDC pierden sus tierras, la cosecha y sus medios de vida. Les lleva años recuperarse y es una lucha diaria poner comida en la mesa para sus hijos".

Casi 16 millones de personas necesitan asistencia humanitaria en 2020, según las estimaciones de la ONU, sin embargo el aumento de los desplazados junto con la falta de fondos están haciendo que las organizaciones humanitarias vean sus capacidades de ayudar reducidas, ha alertado el NRC.

Contador