El Rey de España subraya la influencia de la Constitución española en la democratización de países iberoamericanos

El Rey Felipe VI asiste a una cena de bienvenida de la XIX Asamblea Anual del Fo
Ricardo Rubio - Europa Press
Publicado 08/11/2018 23:00:07CET

   MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Rey de España Felipe VI ha subrayado este jueves los lazos que comparten América Latina y España, "socios privilegiados", y ha subrayado la influencia que la Constitución española, de la que este año se cumple el 40 aniversario de su aprobación, en la democratización de algunos países iberoamericanos.

   "Conviene reconocer con orgullo y gratitud lo mucho que el proceso democrático español influyó en la propia democratización de numerosas naciones hermanas de Iberoamérica", ha señalado el monarca durante su intervención para presidir la XIX Asamblea anual del Foro Iberoamérica, en la que ha destacado el compromiso de España para continuar fomentado la "relación especial" que ya mantiene con América Latina y ha destacado el papel que juegan para ello las Cumbres Iberoamericanas.

   En su discurso, el monarca ha hecho reiteradas referencias a los lazos que comparten ambas regiones y ha destacado que España "continuará, desde luego, fomentando esa relación especial con Iberoamérica, a nivel bilateral, por supuesto". "Pero contando también con el mecanismo de amistad, dialogo y cooperación de las Cumbres Iberoamericanas, que son la máxima expresión multilateral de la Comunidad Iberoamericana de Naciones", ha dicho para referirse a la próxima reunión que tendrá lugar el 15 y el 16 de noviembre en La Antigua (Guatemala) bajo el lema de 'Una Iberoamérica próspera, inclusiva y sostenible'.

   Al respecto, el Rey ha incidido en el tema de la "revolución digital" que se abordará en la cumbre para reclamar una "dimensión humanística" para afrontar "con seguridad y solvencia estos cambios y desafíos". "No podemos permitirnos que las trasformaciones tecnológicas avancen sin que nos interpelemos sobre el impacto ético de sus efectos, porque lo que está en cuestión son valores esenciales de lo humano", ha apostillado.

   Por ello, ante "este reto complejo", ha apostado por una "educación sólida y anticipatoria que provea" a "los ciudadanos de las herramientas imprescindibles para abordarlo con éxito". "En este contexto, no cabe duda, la labor rigurosa y responsable de los medios de comunicación, contribuirá a que nuestras sociedades democráticas progresen conscientes y en libertad", ha señalado.

   Igualmente, ha hecho alusión a la búsqueda de posiciones comunes ante los grandes retos del escenario global porque, según ha dicho, "la salud de nuestro sistema democrático depende de nuestra capacidad de dar respuesta a las legítimas aspiraciones de empleo, vivienda, educación, sanidad y seguridad de nuestros ciudadanos".

   En este sentido, ha recordado que, aunque Iberoamérica "ha hecho progresos dignos de elogio en materia de lucha contra la pobreza en los últimos tiempos, y gracias a los cuales más de 70 millones de personas se han incorporado a la clase media", continúan existiendo "importantes bolsas de pobreza y vulnerabilidad en el continente, en algunos casos con los más altos índices de desigualdad registrados a nivel mundial".

   Por ello, ha situado como "un gran reto" de los Gobiernos iberoamericanos el de "sacar a ese 10% de la población que aún vive en condiciones de pobreza y reducir la vulnerabilidad socioeconómica, además de crear las condiciones para construir sociedades más solidarias, equitativas e inclusivas --también más seguras--, donde se garantice el acceso de todos a servicios sociales básicos de calidad, como la educación o la sanidad".

   Durante el acto, el Rey estuvo acompañado por la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor; el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell; la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan; el expresidente del Gobierno, Felipe González; la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena; y los copresidentes del Foro Iberoamérica y expresidentes de las Repúblicas de Brasil y Chile, Fernando Henrique Cardoso y Ricardo Lagos, respectivamente, entre otras autoridades.

   Tras las intervenciones de la alcaldesa de Madrid y el expresidente de la República de Brasil, don Felipe asistió a la proyección de un audiovisual sobre la figura del escritor e intelectual mexicano Carlos Fuentes al cumplirse, el domingo 11 de noviembre, el 90 aniversario de su nacimiento.

   El Foro Iberoamérica es un espacio de encuentro entre líderes políticos y sociales, empresarios e intelectuales de los más de 20 países que integran el ámbito iberoamericano, y cuya presidencia ostentan Ricardo Lagos, Presidente de Chile entre 2000 y 2006, y Fernando Henrique Cardoso, Presidente de Brasil entre 1995 y 2002.

   Su origen se remonta al año 2000, como resultado del interés de un grupo de líderes de opinión, empresarios, políticos, representantes de los principales grupos de comunicación, creadores e intelectuales decididos a promover la reflexión y el debate sobre los más importantes desafíos que son comunes a América Latina, la comunidad hispano lusa en Estados Unidos, Portugal y España.

   Fruto de una propuesta inicial de los escritores Carlos Fuentes y Gabriel García Márquez y del apoyo de un grupo de empresarios como Jesús de Polanco, Gustavo Cisneros, Carlos Slim, Julio Mario Santo Domingo, Héctor Magnetto, Alvaro Saieh, Francisco Pinto Balsemão, entre otros, el Foro Iberoamérica celebró la primera Asamblea en México en el año 2000.

Contador