Publicado 04/12/2020 10:14CET

Rey Felipe.- Garzón cree que el Rey debe desmarcarse de los militares retirados y critica el "silencio cómplice" de Casado

Imagen de recurso del ministro de Consumo, Alberto Garzón. En Madrid (España), a 30 de septiembre de 2020.
Imagen de recurso del ministro de Consumo, Alberto Garzón. En Madrid (España), a 30 de septiembre de 2020. - EUROPA PRESS/O.CAÑAS.POOL - Europa Press - Archivo

Relaciona los comentarios sobre golpes de estado al "clima" generado por el "trío de Colón" cuando habla de "gobierno ilegítimo"

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha asegurado que el Rey Felipe VI debería desmarcarse públicamente de los militares de los militares retirados que hablaban de golpes de estado al Gobierno o el "fusilamiento" de millones de personas.

Además, ha reconocido que le "sorprendió mucho" la reacción del PP y el "silencio cómplice no aceptable en democracia" de su líder, Pablo Casado, que en su opinión eludió ayer una pregunta clara sobre el comportamiento de estos antiguos cargos del Ejército. Y es que Garzón ha enfatizado que "un demócrata no puede dudar cuando unos militares amenazan con dar un golpe de Estado"

En declaraciones a TVE, recogida por Europa Press, el también líder de IU ha subrayado su preocupación ante esta polémica, dado que las personas que profieren estos comentarios no son personas anónimas o que procedan de la vida civil, sino que es gente "con influencia, que tiene un papel y un rol, y que construye un imaginario".

Por tanto, lo primero que debe hacer un demócrata es "condenar" estos hechos y dejar claro que la posición de este grupo de antiguos militares "no forma parte de la normalidad", como ocurre en el caso de Alemania.

Sobre la posición que debería adoptar Felipe VI, Garzón ha aseverado que debería "desmarcarse claramente" de este colectivo que le remitió precisamente una carta contra el Ejecutivo de coalición, dado que "la neutralidad de la monarquía se defiende tanto activa como pasivamente.

"Cuando hay actores políticos que quieren hablar en nombre de la monarquía, la monarquía debe salir y decir claramente: usted no puede hablar en mi nombre y desmarcarse. Si no se hace, genera un clima de confusión que puede ser aprovechado por los extremos de la derecha".

Preguntado tras sus críticas al PP por las declaraciones de su portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra, quien respaldó la actuación del Ministerio de Defensa contra los antiguos militares, Garzón ha dicho que si se produjo esa intervención es una "rectificación poderosa", pues lo que asistió ayer es a Casado saliendo del Congreso y evitando una pregunta clara al respecto en el momento que todas las instituciones deben unirse en la condena.

CLIMA DE CRISPACIÓN DE LA DERECHA

No obstante, ha vinculado el pronunciamiento de estos antiguos militares con el discurso desarrollado por los partidos de la derecha de los últimos tiempos, empeñados en hablar de "gobierno ilegítimo y traidor" y que ha alimentado un "clima" que propicia este tipo de comentarios favorables a un golpe de Estado.

"Nos han llamado de todo, desde la banda de Albert Rivera hasta asesinos y criminales a raíz de las primeras situaciones de la pandemia. Todo esto ha sido un clima que los partidos de derecha han ido normalizando, construyendo. Y lo que antes era un tabú, el poder criticar al gobierno ilegítimo en estos términos tan graves, de repente se ha visto normalizado", ha sentenciado el ministro de Consumo.

De este modo, la genealogía de estas actitudes está para Garzón en la "crispación" auspiciada por el "trío de Colón", que tiene una mentalidad de que si no se comparte su idea "reaccionaria y centralista" del país, eres la "antiespaña".

Por otro lado, ha destacado que el acuerdo sobre Presupuestos Generales del Estado supone un incremento de la estabilidad del Gobierno de coalición al sumar a más de diez partidos que se han puesto en común para resolver los problemas sociales, económicos y territoriales del país. "Este gobierno es ahora lo más estable políticamente de este país", ha apostillado.

A su vez, ha enmarcado dentro de la normalidad que existan diferencias, que a veces "salen a la luz", entre los socios de Gobierno y que en España hay que empezar "a familiarizarse" con la cultura de la coalición.