Rey Felipe.- El Rey expone la política exterior del nuevo Gobierno: proyectar una España moderna, democrática y solidaria

Publicado 05/02/2020 14:26:45CET
AMP.- El Rey expone la política exterior del nuevo Gobierno: proyectar una Españ
AMP.- El Rey expone la política exterior del nuevo Gobierno: proyectar una Españ - Pool

Pide libertad y derechos humanos en Iberoamérica y lamenta el Brexit, en una cita ante el cuerpo diplomático de la que se ha ausentado Sánchez

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Rey Felipe VI ha expuesto este miércoles ante el cuerpo diplomático acreditado en España las grandes líneas de la política exterior en esta legislatura, que pasan por proyectar el país al mundo como "país moderno, democrático y avanzado", con una economía abierta y una sociedad tolerante, y con la solidaridad y la cooperación al desarrollo como señas de identidad clave.

"Tales valores son parte importante de nuestras señas de identidad y los procuramos convertir en activos valiosos de nuestra acción exterior", ha dicho. La recepción anual a los embajadores extranjeros ha coincidido este año con el inicio de la legislatura y el nuevo Gobierno, de manera que el jefe del Estado ha querido "renovar el mensaje de cómo se proyecta España hacia el exterior", pero lo ha hecho en ausencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El jefe del Ejecutivo, que asiste tradicionalmente a esta cita -así lo hizo en 2019-- viaja este miércoles a Bruselas para participar en una ronda de contactos del presidente del Consejo Europeo de cara a la negociación del próximo presupuesto comunitario. Sí ha asistido a la recepción en el Palacio Real la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya.

España, ha avanzado el Rey, se propone "priorizar la diplomacia preventiva, la mediación y la diplomacia humanitaria", hacer que los derechos humanos sean "un elemento vertebrador y definidor" de la acción exterior y apostar por la "mejora de la condición de la mujer en el mundo" como una "tarea inaplazable".También ha mencionado la solidaridad como factor clave de la manera en que España se muestra al mundo y "se plasma en la política de cooperación al desarrollo y la acción humniaria eficaz".

En su repaso por todos los desafíos y prioridades de la politica exterior, se ha referido a la comunidad iberoamericana, "en un contexto regional sacudido por diversas crisis de índole política y socioeconomíca", para pedir a la región que reafirme su apuesta "por la consolidación de la democracia y el Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos y las libertades individuales" como señas "irrenunciables" de la identidad iberoamericana y garantía de "progreso y estabilidad". Iberoamérica, ha recordado, es la "vocación histórica" de España, con una "relación familiar única".

A la recepción ha acudido la encargada de negocios de la Embajada de Venezuela, Livia Suárez -del equipo designado por Nicolás Maduro, que es el único acreditado formalmente-- y nadie de la de Bolivia, después de las expulsiones recíprocas de personal diplomático del pasado diciembre. Sí ha estado el embajador de Nicaragua, pese a la crisis de noviembre, cuando España llamó brevemente a consultas a su embajadora en Managua después de que el Gobierno de Daniel Ortega impidiera una visita de alto nivel española.

EL BREXIT, "UN MOMENTO TRISTE"

Tambien ha lamentado la marcha de Reino Unido de la UE --"un momento triste", ha señalado-- pero ha destacado que la nueva relación se asentará "sobre fundamentos sólidos" porque se segurán compartiendo valores, perspectivas e intereses.

Además, ha recordado que para España "la UE no es un ámbito más de la política exterior española" sino que se propone ser "uno de los motores europeos" para liderar una mayor integración porque, frente al "cuestionamiento de algunos" España considera que la UE es el mejor instrumento para ser relevantes en un mundo globalizado. Al mismo tiempo, quiere una democratización de las instituciones para acercarlas a los ciudadanos.

CAUTELA ANTE EL PLAN DE EEUU PARA ORIENTE PRÓXIMO

Por otro lado, ha aludido con cautela al conflicto israelo-palestino y la nueva propuesta estadounidense. Tras afirmar que "por su alcance" esa propuesta está siendo aún analizada en profundidad, ha añadido que es "urgente que palestinos e israelíes negocien directamente una solución que tenga en cuenta sus aspiraciones respectivas, de acuerdo con las resoluciones de la ONU y los parámetros acordados internacionalmente".

En la región, ha dicho, España se une a quienes "apelan a la urgente desescalada, al diálogo, la búsqueda de soluciones políticas y a la imprescindible construcción de confianza entre actores determinantes para la paz regional".

En un mundo que se mueve cada vez más "por políticas de poder y de competencia y por esferas de influencia", España apuesta, en cambio, por "un orden mundial justo", basado en el derecho internacional, la colaboración y el "multilateralismo eficaz e inclusivo" con el centro de gravedad en una ONU reformada.

En su discurso ha habido alusiones a la recientre COP25, al papel de España en el G20, a la apuesta por el libre comercio basado en normas justas, al 75 aniversario de la Carta de la ONU y al compromiso de España con la paz y la seguridad internacional, un ámbito en el que está "a la vanguardia" en participación en operaciones internacionales.

Entre las prioridades, ha insistido en la necesidad de una "genuina política europea de migración y asilo", que combine diálogo y colaboración con los países de origen y tránsito de los migrantes, "una intensa cooperación al desarrollo" y la "represión de las mafias".

CUBA, MARRUECOS, EEUU

Felipe VI ha hecho un repaso de sus últimos viajes de Estado, incluido el de Cuba, "de especial significación" puesto que fue la primera visita de un Rey español a la isla y conmemoró los 500 años de la fundación de La Habana. Además, ha avanzado el deseo de España de colaborar con la organización de la próxima Cumbre Iberoamericana que tendrá lugar en noviembre en Andorra.

También ha recordado el viaje a Marruecos, "testimonio de la tradicional amistad" y del "enorme potencial" entre los dos países, ha lamentado la prolongación de la crisis en Libia, ha remarcado la apuesta renovada por África como "continente del futuro" y el deseo de España de "asentarse firmemente" en los mercados asiáticos.

Por otro lado ha destacado que para España es "prioritario mantener y ampliar las mejores relaciones" con Estados Unidos, por "múltiples razones políticas, económicas y de seguridad" y que se seguirá reforzando también las relaciones con Rusia, en un discurso que ha finalizado con buenos deseos para el nuevo año para los Gobiernos de todos los países que han asistido.

Contador