Rey Felipe.- El Rey expone las prioridades de política exterior: proyectar a España como país moderno, democrático y solidario

Publicado 05/02/2020 12:59:36CET

Pide libertad y derechos humanos en Iberoamérica y lamenta el Brexit, en una cita ante el cuerpo diplomático de la que se ha ausentado Sánchez

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Rey Felipe VI ha expuesto este miércoles ante el cuerpo diplomático acreditado en España las grandes líneas de la política exterior en esta legislatura, que pasan por proyectar el país al mundo como "país moderno, democrático y avanzado", con una economía abierta y una sociedad tolerante, y con la solidaridad y la cooperación al desarrollo como señas de identidad clave.

"Tales valores son parte importante de nuestras señas de identidad y los procuramos convertir en activos valiosos de nuestra acción exterior", ha dicho. La recepción anual a los embajadores extranjeros ha coincidido este año con el inicio de la Legislatura y el nuevo Gobierno, de manera que el jefe del Estado ha querido "renovar el mensaje de cómo se proyecta España hacia el exterior", pero lo ha hecho en ausencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El jefe del Ejecutivo, que asiste tradicionalmente a esta cita --así lo hizo en 2019-- viaja este miércoles a Bruselas para participar en una ronda de contactos del presidente del Consejo Europeo de cara a la negociación del próximo presupuesto comunitario. Sí ha asistido a la recepción en el Palacio Real la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya.

España, ha avanzado el Rey, se propone "priorizar la diplomacia preventiva, la mediación y la diplomacia humanitaria", hacer que los derechos humanos sean "un elemento vertebrador y definidor" de la acción exterior y apostar por la "mejora de la condición de la mujer en el mundo" como una "tarea inaplazable".

En su repaso por todos los desafíos y prioridades de la política exterior, se ha referido a la comunidad iberoamericana, "en un contexto regional sacudido por diversas crisis de índole política y socioeconómica", para pedir a la región que reafirme su apuesta "por la consolidación de la democracia y el Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos y las libertades individuales" como señas "irrenunciables" de la identidad iberoamericana y garantía de "progreso y estabilidad".

También ha lamentado la marcha de Reino Unido de la UE --"un momento triste", ha señalado-- pero ha destacado que la nueva relación se asentará "sobre fundamentos sólidos" porque se seguirán compartiendo valores, perspectivas e intereses.

Y ha aludido al conflicto israelo-palestino y la nueva propuesta estadounidense. Aunque ha afirmado que "por su alcance" esa propuesta está siendo aún analizada en profundidad, ha añadido que es "urgente que palestinos e israelíes negocien directamente una solución que tenga en cuenta sus aspiraciones respectivas, de acuerdo con las resoluciones de la ONU y los parámetros acordados internacionalmente".

Contador