Publicado 19/07/2015 08:59CET

Romário quiere ser alcalde de Río de Janeiro

   RÍO DE JANEIRO, 18 (Notimérica)

   El exfutbolista brasileño y actual senador Romário ha confirmado finalmente su intención de ser candidato a la alcaldía de Río de Janeiro, en las elecciones del año que viene que transcurrirán tras los Juegos Olímpicos de 2016, según ha confesado esta semana después de corroborar las buenas perspectivas electorales que le dan las encuestas.

   Perteneciente al Partido Socialista de Brasil (PSB), Romário dijo estar "animado" con el reto y que es "muy probable" que se lance a la sucesión de Eduardo Paes (Partido del Movimiento Democrático de Brasil), después de que el diario 'O Dia' publicara una encuesta que le sitúa en el segundo puesto de las preferencias de los electores.

   "Viendo las encuestas que ponen mi nombre en segundo lugar significa que estoy con al menos el 50% de posibilidades de ganar. Y donde tengo el 50% de posibilidades, yo disputo", dijo Romário, que tiene un 27,6% de los apoyos frente al 32% del favorito, el líder evangélico Marcelo Crivella (Partido Republicano de Brasil).

   Crivella, conocido por ser el sobrino del controvertido pastor Edir Macedo --creador de la Iglesia Universal del Reino de Dios-- es político, pero también pastor y cantante religioso; tiene 14 discos en el mercado y entre sus éxitos hay temas como 'Altar do Holocausto' o 'Perfeito Sacrifício'. En la pasada campaña electoral se postuló a gobernador del Estado de Río de Janeiro y fue derrotado.

   Romário, por su parte, goza de un alto índice de popularidad y en las pasadas elecciones presidenciales de octubre fue reelegido senador por Río de Janeiro con el 63% de los votos, muy por delante de sus rivales.

   El exdelantero de la selección brasileña de fútbol, con la que fue campeón del mundo en 1994, inició su carrera en la política en 2009, cuando se afilió al PSB. Desde entonces ha destacado por su lucha por los discapacitados y las personas con enfermedades minoritarias -tiene una hija con síndrome de Down--, así como por sus duras críticas a la corrupción en el mundo del fútbol.

   Su destacado papel a la hora de denunciar los excesos de la FIFA en el pasado Mundial de Fútbol de Brasil ha hecho que sea elegido presidente de la Comisión parlamentaria que investiga los escándalos de corrupción en la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) en los últimos 15 años.

EL JUEGO DE LAS ALIANZAS

   La carrera hacia la alcaldía de Río de Janeiro presenta un escenario abierto: el actual alcalde Paes podría presentarse a la reelección exhibiendo todo el legado olímpico --si los Juegos Olímpicos finalmente son un éxito--, pero no podrá hacerlo porque ya encadena dos mandatos seguidos.

   Desde hace unos meses Paes se esfuerza en promocionar a su 'delfín', Pedro Paulo, pero según la encuesta de 'O Dia' el actual secretario ejecutivo del Ayuntamiento aún es un desconocido para la mayoría y sólo tendría la confianza del 3% de los votantes.

   Aunque ni Pedro Paulo ni Romário aún son candidatos oficiales, lo más probable es que acaben juntos de alguna manera, ya que el ex futbolista necesita los recursos financieros que arrastra el PMDB. Y Pedro Paulo podría beneficiarse de la popularidad del delantero. El 'baixinho', como es apodado Romário en Brasil, ya ha dejado claro que en cualquier caso sería Pedro Paulo el que fuera candidato a vicepresidente y no al revés.