Actualizado 25/08/2016 17:42

Rousseff, frente a su semana decisiva

Dilma Rousseff
REUTERS

   BRASILIA, 25 Ago. (Notimérica) -

   La presidenta de Brasil temporalmente apartada de su cargo, Dilma Rousseff, tendrá que responder ante la justicia brasileña sobre un presunto crimen de responsabilidad por irregularidades contables, tras haber sido acusada de haber realizado gastos sin la aprobación del Congreso y de haber manipulado las cuentas del gobierno para ocultar la magnitud del déficit en el período previo a su reelección en 2014.

   Por su parte, la defensa alega que los tres decretos que modificaron los presupuestos no precisaban de autorización parlamentaria, ya que se referían a ingresos no contemplados en el cálculo del presupuesto y que habían sido reservados por el Estado.

   Tras ser depuesta del cargo el pasado 12 de mayo, Rousseff se enfrenta a partir de este jueves 25 a una semana clave para su futuro político, pues de aprobarse su destitución definitiva será el actual mandatario interino, Michel Temer, quien ocupará el Palácio do Planalto.

   - 25 de junio: Comienza el juicio político --'impeachment'-- contra la acusada que se celebrará a lo largo de los próximos cinco días en el Senado con el jefe del Tribunal Supremo, Ricardo Lewandowski, como presidente. La sesión ha comenzado a las 9:00 (hora local) y es interrumpida cada cuatro horas por intervalos de 60 minutos. Tanto la acusación como la defensa y los senadores dispondrán de cinco minutos para presentar sus respectivas alegaciones.

   - 26 y 27 de agosto: Durante estos dos días, ocho testigos --dos de la acusación y seis de la defensa-- tendrán que declarar ante Lewandowki. El fiscal del Tribunal Federal de Cuentas, Julio Marcelo de Oliveira, y el auditor del Tribunal de Cuentas, Antonio Carlos Davila Carvalho, son los encargados de los testimonios de la acusación.

   Cada senador podrá preguntar a los testigos y, tras su respuesta, habrá réplica y contrarréplica.

   - 29 de agosto: El próximo lunes tendrá lugar la jornada más trascendental del proceso, ya que será la propia Rousseff la que presentará su alegato ante el Senado durante 30 minutos. Posteriormente, los senadores, Lewandowki y los abogados de ambas partes podrán interrogar a la acusada.

   Tras las preguntas, acusación y defensa dispondrán de unos minutos para discutir sobre el juicio, y luego serán los senadores los que debatan sus planteamientos.

   Finalmente, los abogados acusadores y defensores dispondrán de una hora y media cada uno para dirigirse al plenario antes de la votación.

   - 30 y 31 de agosto: Durante dos días, ambas partes defenderán su postura y de nuevo los senadores tendrán 10 minutos cada uno para ofrecer declaraciones. Tras el debate, Lewandowski presentará un informe con los argumentos de acusación y defensa.

   - 1 de septiembre: Por último, dos senadores a favor del 'impeachment' y otros dos en contra podrán realizar un último debate antes de la votación. En caso de que dos tercios de los senadores (54) voten a favor, Dilma Rousseff quedará definitivamente relegada del cargo y quedará inhabilitada por ocho años para ejercer cualquier cargo público.

Si los votos a favor no llegan a esa cifra, el proceso será archivado y Rousseff volverá a su cargo como presidenta electa democráticamente por el pueblo de Brasil.