Actualizado 22/12/2014 21:27 CET

Rousseff mantendrá a Graça Foster al frente de Petrobras porque no ve irregularidades

Dilma Rousseff
Foto: REUTERS

La presidenta consultará al Ministerio Público antes de nombrar a nuevos ministros

   RÍO DE JANEIRO, 22 Dic. (Notimérica) -

   La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, mantendrá a Graça Foster como presidenta de Petrobras porque en su opinión no hay pruebas que la involucren en el escándalo de corrupción, y tampoco cambiará a los actuales directores porque no ve "indicios de irregularidades".

   "Es una situación difícil para ella. Ella aguanta la presión por los compromisos con Petrobras. Se crea un clima muy difícil para ella. Ahora, ¿por eso voy a forzar su salida? ¿Penalizarla por algo que no es responsabilidad suya?", se preguntaba este lunes la presidenta en un almuerzo con periodistas en el Palacio del Planalto.

   La presión para que Foster deje su cargo ha aumentado en los últimos días, tras hacerse públicas las declaraciones de la ex gerente de la compañía estatal Venina Velosa da Fonseca asegurando que en los últimos años avisó varias veces a Foster de que había irregularidades en la empresa estatal y no recibió respuesta alguna.

   Rousseff ha reconocido que Foster es una apuesta personal suya, pero ha dicho tener confianza plena en ella. Sin embargo, ha asegurado que tiene intención de realizar cambios en los consejos de las empresas públicas, incluyendo el de Petrobras, presidido por ella misma, pero lo hará una vez haya decidido quién será el nuevo ministro de Minas y Energía.

   Preguntada por su opinión sobre el volumen de dinero que ha sido desviado en el esquema de corrupción que ha desvelado la Operación Lava Jato Rousseff ha dicho que es un "absurdo", pero ha confiado en que Petrobras no se verá tan gravemente afectada porque cuenta con una caja que le permitiría pasar un año entero sin depender del mercado.

NUEVOS MINISTROS LIBRES DE SOSPECHA

   Rousseff empezará su segundo mandato formalmente el 1 de enero con la toma de posesión solemne en Brasilia, pero antes quiere tener listos los miembros de su Gobierno, así que durante esta semana terminará de nombrar a todos sus nuevos ministros.

   Pero temerosa de que alguno de ellos esté 'manchado' en el esquema de corrupción de Petrobras --recientemente la Policía Federal entregó una lista con 28 políticos involucrados--, Rousseff ha asegurado que consultará al Ministerio Público antes: "Voy a preguntar lo siguiente: ¿Hay algo contra fulano que me impida nombrarlo? Sólo voy a preguntar eso, no quiero saber el resto", ha aseverado.

   En referencia a al acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, Rousseff ha confiado en que el presidente norteamericano, Barack Obama, avance para terminar con el bloqueo económico a la isla y también ha dejado un mensaje a quienes criticaron que el puerto de Mariel se financiara con dinero público brasileño: "Fue ridícula la manera en que se trató durante la campaña, ahora que es el puerto más cercano a Florida de repente es lo más", ha dicho, añadiendo que el deshielo entre los dos países demuestra que Brasil estaba en lo cierto cuando decidió apostar por el puerto de Mariel.

   TE PUEDE INTERESAR...

   Petrobras y la Operación Lava Jato, cronología de un escándalo

   Rousseff aprobó compra fraudulenta de Petrobras