Actualizado 08/09/2015 20:41 CET

Rousseff reduce el poder de los comandantes sin consultar al ministro de Defensa

   BRASILIA, 8 Sep. (Notimérica) -

   La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha sorprendido a todos los estamentos militares al firmar el pasado jueves 3 un decreto que reduce el poder de los comandantes militares, sin consultar al ministro de Defensa, Jaques Wagner.

   La medida supone además que se transfiera al ministro de Defensa el poder para firmar todo lo relacionado con lo militar, es decir, gestionar la reserva, las pensiones de los funcionarios y activos de la reserva, la promoción de los oficiales e, incluso, los nombramientos de los capellanes militares.

   Este decreto ha sido firmado sin consultar al ministro de Defensa, Jaques Wagner, que se encontraba de viaje oficial en China y su sustituto mientras este se encontraba fuera, el almirante Eduardo Bacellar Leal Ferreira, ha mostrado su sorpresa.

   "El decreto no pasó por mí. Mi nombre apareció sólo porque yo estaba actuando como ministro de Defensa. No tenía constancia de ello", ha indicado el comandante de la Armada, en una entrevista con el diario 'Estadao'.

   Wagner también se ha mostrado sorprendido, según 'Estadao', pero asegura que la presidenta no tiene interés en reducir los poderes de los militares y que aún quedan 14 días para corregir los errores que pueda tener el decreto antes de que entre en vigor.

   Un oficial que no se ha identificado ha asegurado que la decisión ha traído preocupación y malestar entre los militares ya que no entienden por qué este decreto que llevaba tanto tiempo "dormido" ha sido impulsado ahora, y creen que sólo puede tener el objetivo de crear problemas.