Publicado 22/02/2021 09:57CET

Ruanda.- Asesinado a tiros en Ciudad del Cabo el coordinador del partido opositor ruandés RNC en Sudáfrica

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un destacado político opositor ruandés fue asesinado a tiros en la noche del domingo en la ciudad sudafricana de Ciudad del Cabo, según ha confirmado su partido, el Congreso Nacional de Ruanda (RNC), sin que por el momento estén claras las causas del suceso.

Seif Bamporiki, coordinador del RNC en Sudáfrica, fue tiroteado en Nyanga, según Etienne Mutabazi, miembro del partido. "Puedo confirmar que nuestro camarada ha sido asesinado. Estamos de luto", ha agregado.

"Somos conscientes de que en toda lucha hay sacrificios y, como ruandeses, sabemos que estamos solos en este mundo", ha señalado, en declaraciones concedidas al diario sudafricano 'News24'.

Mutabazi ha manifestado que Bamporiki era dueño de una tienda de camas en Nyanga y ha agregado que fue tiroteado tras llegar a una vivienda para entregar una venta. Los asaltantes se llevaron los teléfonos móviles y la cartera antes de darse a la fuga.

Por su parte, el portavoz de la Policía sudafricana André Traut ha recalcado que el incidente está siendo investigado. "Los sospechosos, que aún no han sido arrestados, huyeron con el vehículo de la víctima", ha manifestado.

En 2019 fue asesinado en Ciudad del Cabo Camir Nkurunziza, antiguo miembro de la Guardia Presidencial que escapó del país para refugiarse en Sudáfrica debido a su pertenencia al RNC, que había abandonado poco antes del suceso.

Asimismo, Patrick Karegeya, uno de los fundadores del RNC, fue asesinado a tiros en 2013 en el interior de su habitación de hotel en Johanesburgo, mientras que Kayumba Nyamwasa, otro opositor, sobrevivió en 2010 a un intento de asesinato también en este país.

El RNC ha achacado estos incidentes a las autoridades de Ruanda, que han negado cualquier responsabilidad. Sin embargo, el presidente del país, Paul Kagame, dijo tras el asesinato de Karegeya que "no se puede traicionar a Ruanda y no ser castigado por ello".

El presidente se hizo con el reconocimiento de la comunidad internacional por llevar a cabo una recuperación económica pacífica y rápida tras el genocidio de 1994, en el que unos 800.000 tutsis y hutus moderados fueron masacrados a manos de extremistas hutus.