Publicado 30/06/2021 15:29CET

Ruanda.- Condenado a 25 años de cárcel un hombre acusado de participar en el genocidio de 1994 en Ruanda

Archivo - El presidente de Ruanda, Paul Kagame, durante los actos por el 25º aniversario del genocidio de 1994
Archivo - El presidente de Ruanda, Paul Kagame, durante los actos por el 25º aniversario del genocidio de 1994 - Benoit Doppagne/BELGA/dpa - Archivo

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Ruanda ha condenado este miércoles a 25 años de cárcel a un hombre acusado de participar en 1994 en el genocidio tras ser extraditado al país africano en 2016 desde Países Bajos, donde fue arrestado tres años antes.

El tribunal ha indicado que ha optado por no sentenciar a cadena perpetua a Jean-Claude Iyamuremye debido a que cometió los crímenes cuando tenía 19 años y a que ayudó a salvar a una familia tutsi de las matanzas, según ha informado el portal ruandés de noticias Umuseke.

El hombre, que trabajó en Países Bajos como conductor para las embajadas de Israel y Finlandia, ha rechazado los cargos contra él, entre los que figuraban su participación en varias masacres de miembros de la comunidad tutsi en la capital, Kigali.

El tribunal ha resaltado durante el veredicto que los testimonios y las pruebas permiten confirmar que tuvo un papel en varias de las matanzas, si bien ha agregado que las pruebas no son sólidas respecto a otras, por lo que le ha exonerado en esos casos.

Asimismo, ha destacado que Iyamuremye fue parte de un grupo de Interahamwe --una milicia paramilitar hutu respaldada por el gubernamental Movimiento Revolucionario Nacional para el Desarrollo (MRND)-- que masacró de familias tutsis en la capital durante el genocidio. El hombre, que no se ha pronunciado sobre la sentencia, puede aún presentar una apelación.

Alrededor de 800.000 ruandeses, la inmensa mayoría de ellos tutsis y hutus moderados, fueron asesinados por extremistas hutu durante cerca de tres meses en 1994. A día de hoy todavía se están descubriendo fosas comunes, especialmente desde que los condenados que han cumplido sus penas han aportado información sobre el lugar en el que enterraron o abandonaron a sus víctimas.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, realizó en mayo una histórica visita a Kigali, desde donde reconoció la "responsabilidad abrumadora" del país europeo en el genocidio, si bien destacó que París "no fue cómplice" de las matanzas.